¡Hola!

Bienvenidos a esta nueva entrada del blog.

En esta ocasión quiero compartir con vosotros mi experiencia como cliente en una compra online a Mr. Puterful.

Para aquellos que no conocéis Mr. Puterful comentaros que se trata de una empresa que comercializa algunos artículos: tazas, cojines, cuadernos, block, bolígrafos y carcasas para móviles con mensajes gracioso, cañeros, divertidos y con cierta sorna.

Reconozco que sus mensajes suelen gustarme y parecerme originales, tanto cómo otras empresas que se centran en vender los mismos artículos con mensajes más ñoños o positivos.

El caso que a principios del mes de julio recibí información que avisaba de una oferta.

¡Vaya!

Quizá había llegado el momento de comprar unas tazas con mensajes graciosos para mis compañeras del despacho (bueno, para las que lo merezcan -lógicamente-).

Dicho y hecho:

Después de una visita por la tienda revisando cada modelo de taza, con esos  mensajes tan cachondos y graciosos, me decanté por 3 modelos diferentes e hice el pertinente pedido:

Ya sólo quedaba esperar y ver la cara de mi compañera/amiga Mica al ver la suya ‘Un día intenté ser normal y fueron los peores 5 segundos de mi vida’. Seguro que la iba a encantar.

Para mí me había reservado la de ‘Tierra trágame y escúpeme en alguna playa del Caribe’, ya que soy muy aficionada a esos lugares paradisíacos del Planeta, y con ese mensaje los días tontos se llevarían con un poco de humor.

La taza del Cerdicornio (dibujo que me parece súper-gracioso) todavía no tenía un dueño definido, ya vería yo a quién se la regalaba más adelante…

Recibí el email indicando que el pedido se había completado y se enviaría por Correos Express:

¡Ya quedaba menos!

¡Jajajajaja!

El jueves 6 de julio a última hora de la mañana nos visita el mensajero de Correos Express.

La verdad es que cómo llevo más de una década trabajando en el mismo sitio, me conozco desde hace tiempo a la mayoría de los mensajeros de las diferentes mensajerías. En concreto el de Correos Express es un chaval muy majo y simpático.

Cuándo recibí el paquete hice alguna broma sobre el contenido y las ganas que tenía de recibirlo…

Llamé a mi compañera Mica, para abrirlo con ella y darla la sorpresa.

Indicar que el pedido venía en una bolsa plástica típica de Correos Express, y dentro ‘empaquetado fuertemente con un plástico de burbujas’ el contenido: las tres tazas en su pertinente caja de cartón.

Utilicé una tijera para poder cortar el plástico de burbujas porque estaba muy apretado y costaba despegar el celo.

La sorpresa llegó cuando abro la caja de la primera taza y al intentar sacarla me quedo con un cacho de ella en la mano, y una cara perpleja…

Mica me mira e igualmente se sorprende.

¡Vaya!

Viene rota…

Rápidamente hice varias fotos para poder enviarlas a la tienda y explicar el suceso. Evidentemente esa taza debía venir defectuosa y con la presión del papel de burbujas se había roto.

En fin, para no fastidiar la sorpresa le di a mi compi la suya.

Mica se puso súper-contenta, desde ese momento cualquier líquido que se toma va dentro de la tacita.

Por mi parte efectué una reclamación en la web de . Les expliqué que una de las referencias estaba rota y que había hecho varias fotografías, quedando a la espera de alguna respuesta por su parte.

Pasados unos días, aún no había recibido respuesta alguna por parte de Laputertienda. Decidí entonces, comunicarme con ellos a través de Facebook, dónde leí que solían contestar en 24 horas.

En este caso recibí una breve respuesta, como bien indicaban  en un plazo de 1 día:

Y siguiendo las indicaciones, ese mismo 8 de julio les envié las fotografías tomadas al recibir las tazas:

Después de enviarlas el sábado, quedé a la espera de respuesta: confirmar la recepción de las fotos o algún texto indicando que iban a revisar el asunto. No sé, esperaba algo, y como no llegaba, el martes día 11 de julio les pregunte:

Tengo que deciros que me siento muy decepcionada. Compré con mucha ilusión esas tres tazas y sinceramente pensaba que lo sucedido tendría una solución rápida y lógica pero a día de hoy ’18 de julio’ sigo sin tener ni una sola noticia del asunto por parte de Mr. Puterful o Laputertienda.

En fin, yo doy por perdidos los 9,95€ de la taza pero no quiero dejar de contaros mi experiencia para que la tengáis en cuenta si en algún momento vuestra intención es comprar estos productos.

Para mí ha quedado claro que el servicio post-venta deja mucho que desear. No se hacen cargo ninguno de lo que claramente es un producto defectuoso o quizá una taza manipulada de forma inadecuada por su equipo de empaquetado.

Tengo que decir que me encanta el cerdicornio y sus mensajes molones pero con toda mi decepción por la experiencia vivida tras realizar la compra decido NO volver a consumir productos de Mr. Puterful.

¡Qué lástima!