felicidad

¿Salir de mi zona de confort? Ni loca…

¡Con lo que cuesta crearte una zona de confort! Quizá lo interesante es hacerla cada vez mas grande… Cada uno de nosotros debemos estar seguros de cómo somos, de qué cosas, experiencias o vivencias nos hacen felices y de cómo hacer que éstas formen parte de nuestra vida. Luego teniendo en cuenta el carácter de cada uno, vivir fuera o dentro de la zona de confort es una opción personal que debe ser respetada por el resto. Nada de cuestionar, nada de criticar, nada de manipular para cambiar el rumbo vital de los demás, nada de poner en tela de juicio la forma de vida de nuestros semejantes. Su vida es suya, la tuya es tuya y la mía es mía.

Página en blanco

El día amanece y nuestra oportunidad para vivir y elegir nuestro rumbo también. ¡Así es! No somos árboles unidos a la tierra por unas raíces que sustentan nuestro peso. Aunque sea complicado si queremos cambiar nuestro sitio en el mundo y lo que hacemos en el “podemos”.

suscríbete