Teoria del Todo

Teoria del Todo

Teoria “del todo”
El Mundo se compone de diferentes fases compuestas de un espacio que coexite con diferentes tiempos. En estas fases viven nuestros “yo”.
El yo se compone de algo más que: cuerpo, alma y cuerpo astral, pero no somos capaces de notarlo, sentirlo ni siquiera somo capaces de manejarlo, dirigirlo o controlarlo.
En realidad el “yo” que vivimos sería nuestro yo consciente y el que es determinante en la fase del mundo que vivimos/sentimos.
Cuando morimos nuestro “yo consciente” pasa a otra de las fases del mundo y sigue viviendo conscientemente en ella (reencarnación).
En el caso de una persona con capacidades mentales extraordinarias, es posible que desde la Superioridad (llamémosla Dios = Coordinador del Mundo), puede provocarse su muerte física en esa fase del mundo para que su YO CONSCIENTE vaya avanzando/pasando/evolucionando en los tiempos hasta que llegue a lo que nosotros denominamos “futuro” PORQUE ALLI ES DONDE SE LE NECESITA para ayudar a garantizar la exitencia del mundo. Es allí donde puede desarrollar su pontencial mental y ser útil para el TODO.
DIOS
Es el Coordinador, Organizador del MUNDO TOTAL. No es un Dios religioso sino racional y que debe decidir lo que garantice la exitencia del Mundo.
Los templos son lugares donde las personas pueden encontrar calma, paz, y pueden conectar con su interior para sentir. La bondad, la pureza no se consiguen escuchando sermones ni pidiendo perdón a un sacerdote. La bondad, la pureza, el perdón se consiguen conectando con nuestro yo interno y modelando nuestro comportamiento para crear en el mundo en el que vivimos actos positivos, sentimientos y sensaciones positivas a nuestros semejantes.
Es importante saber que nuestro comportamiento en la fase en la que vivimos conscientemente, repercute sin poder evitarlo en nuestro yo de las demás fases y eso determinara que la vida que llevan en esas fases siga un buen o mal camino (karma)
FASES
Nosotros tenemos en todos las fases una parte de nuestro YO, pero sólo vivimos una de ellas de manera consciente. Al morir pasamos a otra fase (tiempo) y seguimos viviendo.
Por eso hay caras o personas que nos resultan familiares o conocidas, es porque en las fases anteriores vividas conscientemente han sido cercanas: familiares, amigos, pareja, enemigos, etc.. y por eso sentimos también cosas especiales al pasar por lugares por 1ª vez en la fase consciente actual, y es porque ya hemos estado allí en las fases anteriores.
PERSONAS
En la fase consciente en que vive nuestro YO, coexiste con personas cuyo YO CONSCIENTE realmente vive en otra fase temporal y por eso no son capaces de hacer cosas determinantes o importantes “les falta la parte consciente/racional”. Podría ser el caso de las malas personas capaces de obras o actos sin sentido, sin sentimientos y sin razón.
Nuestro YO CONSCIENTE suele pensar de esas partes incompletas o sin consciencia de las personas, que no tienen visión de futuro, que se dejan llevar por la vida sin hacer nada al respecto, yo suelo llamarlos “hombres grises”.
Es posible que los grandes cambios que vemos en algunas personas, sean debidos a que su YO CONSCIENTE ha muerto en la fase anterior y al hacerse YO CONSCIENTE en esta fase, ya es capaz de llevar las riendas de su vida con coherencia. Digamos que “sientan la cabeza”, se observa una gran transformación.
Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Y si este es el gran secreto???


Hace unos días me puse a buscar por internet no se realmente que, cuando me topé con algo realmente sorprente, se trata de “EL HO’OPONOPONO”. Con este nombre podréis pensar que suena a mascota infantil, pero nada más lejos de la realidad.
Según la wikipedia es un método antigüo de sanación de origen hawaino, la palabra en sí misma significa correguir o subsanar un error. Los practicantes examinan su corazón respecto de sus malos sentimientos hacia otros, limpiándose y liberándose del rencor, enojo o resentimiento hacia los demás.
Es muy importante ser consiciente de los siguiente, cada persona es responsable al 100 % de todo lo concerniente a su vida, somos los protagonistas de la misma, y por tanto las demás personas son como actores secundarios, que actúan en base a nuestro comportamiento. Cada persona tiene su propia realidad y debe ser consciente de ello, para ser capaz de controlarla. Cuando algo negativo ocurre es fruto de los hilos que movemos antes ya sea consciente o inconscientemente. Es crucial encontrar nuestra verdadera identidad.
Esta filosofia viene a decir que nosotros escribimos el guión de nuestra película y lo que sucede en ella es responsabilidad nuestra. Eso no significa que tengamos la culpa, sino que de alguna manera directa o indirectamente lo hemos creado.
Por ejemplo si en nuestra vida, alguna persona tiene una experiencia positiva o negativa tendrá que ver con nuestro pensamiento hacia ella. Fijaros como muchas veces tenemos predefinido el carácter de alguién nuevo que conocemos y luego resulta que encaja en lo que habiamos pensado. Intuimos que a alguna amiga le puede dejar su novio, y al final la deja. Imaginaros que por un momento eso ocurre en la realidad pq nosotros previamente lo hemos pensado. Es duro, pero…..y si es cierto???
Muy fácil es poner esto a prueba, analizar lo que pensamos de quien nos rodea y cambiarlo, para comprobar si asi tb cambia el futuro.
Según Silvia Freire, que habla del tema:

“Toda esta nueva teoría es muy complicada, muy nueva, muy distinta! Yo tengo un montón

de años de vida, y viví creyendo que eran los otros los que me hacían, los que me

perjudicaban, los que eran locos, malos, pesados, tontos… y ahora resulta que todos son

una creación mía!! Es muy difícil convencer a la mente de esto… pero parece que es así

como funciona… y siento que es así.”

En el ho’oponopono se dice que estamos programados con ciertos defectillos que debemos descubrir, y simplemente se van subsanando pidiendonos mentalmente perdón y diciéndonos que nos queremos a nosotros mismos.

Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de

mejorarte a ti mismo, y mientras tú te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo” Esta

semana, Silvia Freire nos dijo, respecto de esta técnica, que Ho’oponopono significa

“corregir el error desde el amor”. La técnica es decir : “Lo siento, te amo. Lamento que

haya algo en mí que se manifiesta en tí. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar

creando esta realidad.”

Silvia dijo también:

“Les voy a contar cómo lo uso yo. Además de aplicar el “lo siento, te amo, lo siento, me

amo”, yo dedico un espacio de tiempo a trabajar la técnica con la palabra original.

Entonces, me quedo en silencio, y con el primer pensamiento que aparece, le digo la

palabra original: Ho’oponopono.

Bueno, no quiero contaros todo lo que he aprendido sino que deberéis descubrirlo vosotros mismos si estáis interesado en el tema. A mi me está funcionando, aunque me queda mucho por aprender todavia.

 


Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada