Siempre me ha parecido especial la noche de San Juan.
“El fuego tiene algo que me hipnotiza, así como los rayos”. Supongo que viene por mi lado sagitariano.
Como cada año nuevamente esta noche me dejaré llevar por los rituales propios, y por ello dejaré alguno de ellos por si alguien más se anima:
1º Escribir en un papel (si puede ser de pergamino mejor) todas las cosas buenas que uno desea que le ocurran durante los siguientes 12 meses, y en otro diferente los situaciones malas o negativas que uno desea que NO le sucedan.
Hay que hacer un fuego, fácil de controlar, que nadie se líe la manta a la cabeza y provoque un incendio en casa, en el jardín/terraza, o bien aprovechar una de las múltiples hogueras que se hacen en los diferentes pueblos de nuestra geografía.
Llegada la media noche:
– Cogemos el papel con los malos deseos y lo echamos al fuego/hoguera, donde debe quemarse completamente.
– Saltaremos el fuego por un lado en el que sea seguro hacerlo y rodearemos en tres ocasiones, corriendo a su alrededor siempre por nuestra derecha. (si se trata de una hoguera grande, con saltar 3 veces es suficiente).
– El papel con los buenos deseos, se guardará bien doblado en una caja de madera, o una cajita que resulte especial para nosotros junto con 3 hojas de laurel y si queremos algún amuleto.
Esta caja la guardaremos hasta la próxima Noche de San Juan, momento en que revisaremos todos los deseos que hemos cumplido. 
2º Poner una jarra con agua al sereno durante toda la noche, y al día siguiente utilizarla para el aseo diario.
3º Dejar nuestros amuletos, piedras/minerales (cuarzo, turquesa, etc..) a la luz de la luna toda la noche para su limpieza y recarga de energía renovada.
Hoguera de San Juan
Que la magia de esta noche de San Juan nos acompañe a todos!!!