La relación madre e hijo es especial.

Un hijo es como el Sol en el Universo de su madre.

Evidentemente no siempre ese sol brilla y da calor.

En algunas ocasiones hay nubecillas, nubarrones que provocan aguaceros, incluso tormentas tropicales que se desarrollan hasta poder convertirse en huracanes de diversa categoría.

Hay etapas que pasan los hijos que son tremendas…

edad-del-pavo

La famosa “Edad del Pavo” es capaz de acabar con la paciencia, serenidad, la templanza, perseverancia y estoicismo de cualquier mama amorosa y dedicada a su retoño. Además es un periodo tan largo que no se ve fin.

Uff!!!!

Temible adolescencia

En fin, yo ya estoy concluyendo esta etapa de mi querido Adrián.

Mi pequeñín ya tiene 19 años y aunque se vislumbran el hombre que va dentro sigue habiendo momentos (cada vez menos) en los que reaparecen destellos de niño pequeño.

Cómo cualquier madre, me siento humildemente orgullosa de él.

Es un chico especial: sensible, cariñoso, alegre, nervioso, leal, amable, risueño, romántico, generoso, agradecido, protector, solidario, indulgente, extrovertido y con un toque de rebeldía “manejable”.

Tiene sus defectos, está claro. Pero a día de hoy son mayores las virtudes 😉

Me hace sentir muy afortunada cuando puedo disfrutar de esas situaciones en las que me brinda su apoyo, pone a mi disposición sus oídos para escuchar mis quejas, mis lamentos, mis tristezas, y finalmente se lanza a darme sus consejos.

Siempre unos consejos muy sabios, muy medidos, especialmente orientados a mi manera de ver la vida, a mi manera de sentir y pensar.

Aunque me arriesgo a que nadie me crea, desde hace muchos años ya, para mí Adrián es como un gran “GURÚ” (comparto con vosotros una entrada que escribí en 2008 hablando de ello).

Es sorprendente la capacidad que pueden llegar a tener sus palabras en algunos momentos.

Creo que me conoce al 100%

Será por eso que también tengo la gran suerte de poder contar con su confianza, y cuando él necesita apoyo, comprensión y buenos consejos, recurre a mí.

Esto último me hace sentir muy feliz.

Mi gran deseo es que todo siga igual y mejorando…

Deseo contar con esa complicidad SIEMPRE.

pickerimage