Sirvan los primeros renglones de la presente entrada para darte la bienvenida al blog, y desearte un ‘muy feliz 2018’. Espero que las Navidades se hayan portado bien contigo.

Normalmente, en estas fechas, es habitual que cada cual haga balance de todo lo acontecido durante los 12 meses anteriores.

En mi caso concreto, hoy quiero comentar algo que ha empezado a ocurrir durante el 2017 y que me congratula enormemente:

‘Mi regreso al mundillo de la publicidad y el marketing’

Ya ha llovido mucho, nevado y también brillado el sol, desde que allá por 1995 terminé mis cursos de Marketing y Publicidad.

Para ser sincera, lo estudié con mucha ilusión y motivada por unas ganas enormes de trabajar en el sector, pero por circunstancias que no vienen a cuento contar, mi futuro profesional no siguió ese sendero.

¡No me arrepiento!

¡Me gusta mi actual trabajo!

Aunque tengo que añadir, que desde que mi hermana Silvia cuenta conmigo como Community Manager de su negocio, el tema me motiva especialmente.

Es evidente que mis campañas de marketing, las imágenes en redes sociales, mailings, etc… necesitan mejorar, pulirse, ganar calidad, pero están hechas con entusiasmo, cariño y muchas ganas de ayudar.

Por mi parte, me he puesto las pilas de forma intensa y he aprendido a utilizar muchas aplicaciones y recursos que cuando yo estudié marketing ‘ni existían’.

Cómo siempre (o eso es lo que a mí me parece) lo más difícil es transformar una idea en algo visual.

¿Qué quieres mostrar? ¿Cómo quieres hacerlo?

¿Qué información hay que transmitir? ¿Qué tipo de mensaje?

¿A quién va dirigido?

Son muchas las incógnitas que hay que resolver para dar forma a esa idea. Y luego queda la parte estética, que no es ni por asomo ‘moco de pavo’, para nada…

En fin,

¡Mucha tarea!

A veces, la inspiración es madrugadora y el proceso de creación es rápido y fructífero, pero no siempre pasa. Por el contrario, hay días en los que la cabecita parece que tiene el botón creativo en OFF, y ninguna idea parece desarrollarse en condiciones.

¡Qué rabia y desesperación me da eso!

¡Jajajajaja!

Lo bueno es cuando de repente, se enciende nuevamente la bombilla y después de haberme devanado literalmente los sesos y haber creado un montón de mierdecillas, sale algo bonito.

¡Ohhhhh!

¡Por fin!

¡Lo conseguí!

Y la verdad, es que ya he conseguido crear unas cuantas imágenes publicitarias, promociones y campañas de información.

Aquí os dejo para que, si os apetece, me comentéis que os parecen:

También he realizado alguna imagen para la Asociación de la 3ª Edad de El Escorial, con la sana intención de ayudar a mi madre (que actualmente forma parte de ella como Presidenta de la misma). Esta ha sido mi colaboración totalmente desinteresada:

También en el despacho dónde trabajo desde hace ya más de 10 años, este año (nuevamente) he realizado la felicitación de Navidad y Año Nuevo. Incluso en esta ocasión me he atrevido a crear algún video y gif que mi jefe ha tenido a bien remitir a nuestros clientes para desearles un nuevo año próspero y feliz.

¿Qué os ha parecido mi reincorporación al mundo de la mercadotecnia?

Me queda mucho mucho que andar, aprender, y crear para hacer buenos trabajos, pero ganas e interés no me faltan. Por mi parte seguiré avanzando y mejorando.

Muchas gracias por haber invertido tu tiempo en leer mi nueva entrada, espero que te haya gustado. Si ha sido así me gustaría saberlo… ¿Valoras la entrada con las estrellas?

¡Mil gracias!

5/5 (3)

Por favor, valora esta entrada