Hace unos días recibí un correo de una amiga!!!
Esto no tiene nada de raro, pero… el contenido del correo me llevó a plantearme algo. “La educación y el respeto”. Puede parecer algo que todos tenenos en cuenta en cada acto que realizamos en la vida, pero creo que muchas veces lo obviamos.
Empezaré por el principio para que sea entendible lo que quiero transmitir.
La amistad es como un gran conjunto, el conjunto de los “amigos”. Cada uno de nosotros tenemos ese conjunto. Dentro de él están nuestros amigos. Lógicamente cada uno de nuestros amigos tiene características similares y otras diferentes con respecto a los demás miembros del conjunto. Por ejemplo: sexo, edad, estado civil, ideologías políticas, inclinaciones religiosas, gustos musicales….. y mil cosas más. ¿Se entiende?
Lógicamente con cada uno de nuestros amigos coincidimos en unas cosas y en otras “NO“.

Aquí es donde entra en juego “LA EDUCACIÓN Y EL RESPETO”
En la amistad debemos respetar opiniones, inclinaciones, ideas y pensamientos contrarios a los nuestros, porque para eso nos une la AMISTAD. Todos tenemos derecho a tener nuestra PERSONALIDAD.
Pero….lamentablemente hay tanta gente que no lo practica, que puede ocurrir que paulatinamente la idea de AMISTAD se vaya contaminando.
Por mi parte intento actuar en consecuencia y no mezclar las cosas. Yo tengo amigos muy diferentes: pero a todos les RESPETO, y además no intento convencerlos para que sean iguales que yo, valoro sus diferencias y no les incomodo con la imposición de mis ideas.
Hace años alguien me enseñó una máxima que intento tener siempre presente:
 “En la amistad no se mezcla ni política ni religión y así no se pierden amigos absurdamente”.
Y es verdad, son temas muy delicados, muy personales y muy respetables.
Yo puedo tener amigos de derechas, de izquierdas, de centro, cristianos, budistas, ateos, etc etc….pero RESPETARÉ su ideología, no les molestaré con mensajes de mis inclinaciones políticas, religiosas ni similares, y VALORARÉ que tengan la misma consideración conmigo y me RESPETEN.
Me gustaría añadir que de todo el conjunto de “MIS AMIG@S” sólo tengo un@ que no tiene esto en cuenta, y sinceramente a veces me provoca cierto malestar. En alguna que otra ocasión me he sentido tentada de contestar a sus mails con alguna frase pidiendo respeto a mis ideas, pero….pienso que el respeto no se debe PEDIR sino que se tiene que dar gratuitamente.
Respetemonos y seamos educados entre nosotros y así la vida será más cómoda y el mundo un lugar más tranquilo donde vivir.