Hoooolaaa…

¿Qué tal va el día?

Abrumad@ por tanta historia con el Día de la Mujer Trabajadora de este año???

¡Yo un poco!

Sinceramente, de siempre me he considerado simpatizante del movimiento feminista o movimiento femenino (casi me gusta más este segundo término).

¡Desde bien pequeñita!

Yo vine a este mundo en el año 1971 y en esa época las desigualdades entre hombre/mujer eran realmente significativas.

Ahora, creo que la situación es muy diferente.

Mi opinión es, que la mayoría de esos cambios que se han producido y han hecho posible que las distancias entre hombres y mujeres se hayan acortado tanto se han generado desde los propios hogares.

¿Qué quiero decir?

Pues simple, que la educación de los hijos ha cambiado y tanto.

Antes, las madres educaban a sus hijas y a sus hijos de diferente forma, orientando su formación hacia caminos distintos y con metas dispares.

Poco a poco, las madres de generaciones posteriores han modificado la manera de criar a su prole. Y en el presente, la educación ya no se diferencia tanto cuando se trata de una hija o un hijo.  Ambos aprenden lo mismo (o eso creo yo).

Niños y niñas reciben una educación similar para poder ser autosuficientes y capaces de enfrentarse a la vida con posibilidades. Tanto unos como otros son educados para respetarse y entender sus diferencias sin que por ellas sean discriminados.

Esa es la clave:

¡La educación!

Educando a hombres y mujeres desde el respeto a ambos géneros cualquier desigualdad será eliminada del Planeta.

Quizá hagan falta algunos años más y que padres y madres del mundo sean conscientes de su responsabilidad y de su poder para convertir este mundo en una tierra libre de prejuicios y desigualdades.

¡Cada cual que ponga su granito de arena!

A mi modo de ver…

A las mujeres, el día de hoy nos debería servir para recordar que no debemos perder nuestra esencia…

Somos mujeres, con todo lo que eso significa…

‘Siéntete con la libertad de ser mujer, no oveja de un regaño, sea cual sea ese rebaño. Disfruta siendo una mujer auténtica, libre, justa, feliz y fiel a ti misma’

Dicho todo esto…

Me sumo a la corriente del día y aprovecho para felicitar a todas esas mujeres que comparten conmigo el mundo.

 

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada