Una parte importante de este blog suele describir esas agradables experiencias gastronómicas con las que me homenajeo de vez en cuando en buenos e incluso estrellados restaurantes.

Hoy no voy a hablar de grandes platos sino de un simple bocadillo…

En realidad de un estupendo bocadillo, o mejor dicho de un fantástico…

Para ser más justos: del mejor bocadillo del mundo.

Cómo en ocasiones anteriores con el helado o con el croissant, también con el bocadillo tengo mala suerte y el lugar donde encontrarlo y degustarlo me pilla lejos de casa.

¡Mala suerte!

Si quiero repetir algún día sólo tengo que darme un gran viaje hasta los EEUU.

El bocadillo del que hablo lo podéis encontrar en California, un pueblo llamado Lagos Mammoth y situado en Main Street.

Allí está  SHEA SCHAT’S BAKERY.

No tiene página web, pero si buscáis podéis encontrar mucha información de este local por internet: tripadvisor (el link que os he dejado yo), yelp, youtube, etc… Y en todos ellos hablan maravillas de sus productos (chocolates, pasteles, bollos, bocadillos, y más).

Lo descubrí cuando preparaba nuestra visita al Parque Nacional de Yosemite y buscaba lugares para desayunar, comer o cenar. Una vez vistos los comentarios…lo apunté como un “imprescindible”

Además el local es muy cuco tanto por fuera como en su interior.

Shea Schat's Bakery

Una vez dentro su personal te atiende de forma muy muy amable. Nosotros pudimos pedir nuestro bocadillo en castellano cómodamente.

¡¿Qué más se puede pedir?!

En mi caso un bocadillo con pan de chapata con mayonesa, lechuga, tomate, queso suizo, pavo y aguacate.

Mi marido quitó el aguacate, le añadió un toque de mostaza y cambió mi tipo de queso por un cheddar.

Lo pedimos para llevar y fue empaquetado perfectamente en un envase junto con un trozo de pepinillo a un lado, bien tapado con unas servilletas y de regalo una cookie.

Recogidas las provisiones ya sólo quedaba disfrutar de la excursión a Yosemite, un lugar donde la Naturaleza se muestra en todo su esplendor.

Logo Yosemite

Dejo unas cuantas fotos… no muchas porque lo realmente bonito es ir allí a disfrutarlo: 

Yosemite 1

 

Yosemite 2

Yosemite 3

 Y en un lugar tan espectacular como éste: 

Yosemite mirador

Y aprovechando una zona del mirador bien arrimadita al borde, apoyando la espalda en un tronco seco que hacía de respaldo disfruté de mi magnífico bocadillo de Shea Schat’s Bakery.

¿Necesitáis pruebas?

Yosemite + Bocata

Entre mis manos la segunda mitad del bocata, la primera ya no es visible 🙂 , con esta cara no se puede negar que lo estoy disfrutando de lo lindo ¿eh?

En fin, aquí os he dejado la fórmula mágica para poder deleitaros con el mejor bocadillo del mundo (según mi más humilde criterio). 

¡Probarlo y contarlo!