Comida de Aniversario en…DSTAgE

Comida de Aniversario en…DSTAgE

¡No hay que dejarse ninguna fecha importante por festejar!

Esos días deben de ser alegres y especiales, acompañados de cariño, amor y felicidad.

En este caso tocaba celebrar nuestro tercer aniversario de boda y para la ocasión, Abel y yo, pudimos homenajearnos con una visita al nuevo restaurante de Diego Guerrero “DSTAgE para probar su propuesta gastronómica más actual.

Por mi parte ya tuve un primer encuentro muy agradable con sus creaciones en El Club Allard, el pasado octubre de 2013, en una de nuestras interesantes comida de Hermanas (días especiales en los que coincide que mi hermana Silvia y yo no trabajamos por la tarde, y podemos dedicarnos a conocer un poco más de la gastronomía Madrileña), antes que dicho chef colgara su chaquetilla/delantal en este restaurante.

En fin…

Pusimos la dirección en el Navegador: C/ Regueros nº 8 (28004 – Madrid) y en unos 40 minutos estábamos buscando aparcamiento para el coche. Aunque dicho así parece algo complicado, a mediados de agosto el centro de Madrid está llenito de huecos para aparcar.

– ¡Fantástico! ¡Qué suerte!

Porque supongo que en otras fechas…es probable que sea mejor buscar un parking por las inmediaciones.

Avanzamos tranquilamente por la calle indicada y:

– ¡Ostras! ¿Es este?

– ¡Pues no pone nada en la puerta! Pero yo diría que si…

– Pues echa un vistazo

DSTAgE

– Si, si, es éste el local. Casi nos lo pasamos, ¡Jejejeje!

16 de Agosto a las 14.30 horas:

Celebrando el 3º Aniversario de Boda.

Fuimos recibidos por una señorita muy amable y educada que nos invitó a ocupar un sitio cerca de la barra para empezar a tomar un aperitivo.

Nuestra mesa

Os dejo unos pequeños detalles de la zona del Bar:

Barra DSTAgE

Barra DSTAgE

Rinconcito

Rinconcito

Otro rinconcito

Otro rinconcito

Mientras te encuentras en esta zona puedes tomar lo que te apetezca para acompañar a los aperitivos que serán los primeros pasos de la experiencia. En mi caso opté por un cóctel fresco y dulce que se ofreció a traerme un muy amable camarero. ¡Muy rico por cierto!

Ángela cóctel

Durante ese compás de espera en el que Abel y yo charlábamos y disfrutábamos de nuestras bebidas nos informaron de las opciones posibles: Un menú corto y otro algo más extenso cotizados en 88 y 118€.

Nuestra respuesta fue:

– Hemos venido a jugar así que juguemos con el menú más largo. 🙂

En un par de minutos, nuestro primer aperitivo:

“Cañita helada con anchoa y aceituna”

Cañita Helada con Anchoa y Aceituna

Buena propuesta para empezar a relajarte, sentirte cómod@ y tener un primer contacto agradable, fácil de degustar y además muy muy veraniego: crujiente, salado, fresco…

¡Qué mejor que una cañita para sentirte a las mil maravillas! ¡Hmmmm!

Ya no hay marcha atrás, el paladar está a ralentí y llega el segundo aperitivo:

“Marisco del día: Zamburiña Bloody”

Zamburiña Bloody

Una presentación totalmente adecuada para un par de zamburiñas que parecen salidas directamente del barco pesquero y dispuestas en tu mesa todavía rodeadas por una ligera bruma matinal.

¡Ah! Que no estamos en el puerto de Vigo, vaya….jajajaja!!!

Reconozco que a mí las zamburiñas me encantan, y por tanto no soy objetiva, pero da un poco igual porque resumiendo “hay que probarlas”.

Una vez terminado este tercio, toca pasar a la cocina, donde el propio chef, que se encuentra dentro de la misma trabajando junto con sus demás empleados, te ofrece:

“Sandwich de Sandía Helada”

Sandwich de Sandia Helada

¡Qué ricooooo! Al verlo se me iluminó la cara porque ya lo había probado en el menú Seducción del Club Allard y me encantó su frescor, la textura y ese leve toque picante.

En esta ocasión muy bien acompañado con una Chelada Mexicana, una bebida refrescante compuesta por cerveza, limón y sal, que le viene al pelo.

Terminada esta segunda etapa en la mismísima cocina, se nos invitó a ocupar una mesa y así seguir disfrutando del menú. Nuestro espacio estaría muy cerquita, con vistas al patio interior a un lado y la cocina al otro. Me gustó mucho porque pudimos seguir viendo el ajetreo de los cocineros con la preparación de los platos y a la vez beneficiarnos de una muy grata luz natural.

Patio Interior

Detalle del patio interior

Otro detalle del patio interior

Otro detalle del patio interior

La mesa amplia, redonda, de madera, muy sencilla, sin mantel y sin adornos, al igual que la silla cómoda pero sin más excentricidades. El protagonismo lo tomarían los platos…nada más y nada menos que 10 y para concluir 3 postres.

Con todo el corazón

Con todo el corazón

Una bonita presentación, un concepto romántico y que intuyo va acompañado de la intención de transmitir que con la propuesta gastronómica se nos entrega parte de la esencia como chef del propio Diego Guerrero.

Fuera aparte de este simbolismo, que quizá no deja de ser nada más que fruto de mi imaginación, en este blanco corazón hay cabida para hígado de pichón envuelto en remolacha.

Mochi de huitlacoche

Mochi de Huitlacoche

Se trata de una fusión entre la tradición culinaria japonesa, con la elección del Mochi (pastelito de arroz con origen en el país del sol naciente) y la mejicana al utilizar el huitlacoche (un hongo parásito del maíz muy apreciado y utilizado en México).

La textura es un tanto extraña: blanda, gomosa, parecida al chicle, y el sabor es contundente, fuerte, enérgico. Todo un reto para algunos paladares.

En nuestra mesa tuvo un resultado contradictorio, por parte de mi marido recibió alabanzas y en mi caso debo reconocer que no entendí el concepto, es posible que me falte algún sabor que armonice la composición.

Ensalada de encurtidos

Ensalada de encurtidos

Con este plato creo que se da un giro rotundo y se posiciona al comensal en sabores más tradicionales, fáciles de interpretar retomando la sensación de frescor tan agradable que se había sentido con propuestas anteriores.

Mucho colorido y texturas varias que otorgan dinamismo y versatilidad a su degustación.

Torrija de pan tumaca

Torrija de pan tumaca

Tradición versionada tanto para el ojo como para el paladar, acompañada de una sardina ahumada que completaba este cuadro tan apetitoso. En boca todavía más elegante y sutil…te quedas con ganas de repetir.

Ravioli de alubias de Tolosa

Antes de dejaros la instantánea pedir mil disculpas por un gran clásico de mis reportajes gastronómicos: la glotonería que hace que antes o después me coma un plato sin hacerle la pertinente foto. Tuve que coger prestada la ración de Abel, que todavía tenía un par de detalles.

Ravioli de alubias de Tolosa

Como solución inicial había pensado en hacer un resultón fotomontaje con Photoshop pero…que mejor honra al propio plato que ver esa gran capacidad de seducción que por un momento me hizo dejarme llevar por el irrefrenable deseo de probarlo.

¿Hace falta que os diga que estaba delicioso???

Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata

Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata

Menos mal que con el patinazo anterior estaba concienciada a no volver a caer en la tentación porque llegados a este punto hubiese sido muy fácil.

Se trata de un clásico del chef y se nota que tiene cogida la justa medida a todos los componentes del plato, dando un resultado muy agradable, rico y gustoso.

Cococha de bacalao al pil-pil

Cococha de bacalao al pil-pil

Ya lo he compartido en otras entradas, a mi el bacalao “como me lo pongan” me encanta pero en esta ocasión estaba un poco desesperanzada porque justo la cococha no es mi fuerte. Esa textura gelatinosa…suele desagradarme.

Pues en esta ocasión: NO, no sólo no era desagradable sino que en su conjunto terminó siendo mi plato preferido.

Me gusta mucho rectificarme a mí misma en cuanto a mis gustos, y descubrir que algo que me hacia poner caras raras ahora me hace decir: ¡Hmmmmm!

Estructuras blandas y crujientes de la ternera

Estructuras blandas y crujientes de la ternera

Con este plato la responsable de sala que nos estuvo atendiendo durante la comida, nos propuso probarlo primero y con posterioridad explicarnos su composición.

Manos a la obra: un aroma muy agradable que dejaba intuir los sabores que iban a destacar y una textura similar al tocino en la parte inferior. A mi me trajo recuerdos del pan pringado en el tocino que echaba mi madre al cocido (cuando yo era pequeña) y que me pirraba.

Una vez terminada la última miguita vendría la respuesta correcta.

– No, no es tocino. ¡Son tendones!

– ¡Pero si a mí no me gustan los tendones! Vaya, vaya…una segunda rectificación en gustos porque ahora ha quedado comprobado que SI me gustan los tendones.

¡Jajajajaja!

Bonito del norte con marinada coreana

Bonito del norte con marinada coreana

Otra creación espectacular, con un toque ligeramente picante, acompañado por unos mini jalapeños y esas hebras que parecen azafrán pero que no lo son (ahora no recuerdo el nombre que nos dijeron).

Jugoso, sabroso, delicioso…menuda fusión!!

Pichón a la brasa con mole trufado

Pichón a la brasa con mole trufado

Con este plato terminamos el tercio volviendo a la carne, en este caso Pichón, con un punto de cocción perfecto y que se encontraba rodeado de una salsa que le hacía brillar aún más.

Aunque en mi escalera de valores, los pescados presentados se encuentran situados unos cuantos escalones por encima, las estructuras y el pichón son dignos merecedores de todos mis respetos y mi admiración.

Es el momento de entrar en la fase dulce de la experiencia y mí favorita: LOS POSTRES.

De siempre he sido muy golosa y una gran comida debe terminan con por lo menos un delicioso postre que ponga el broche perfecto a la sobremesa.

Como ya adelanté antes, serían 3 los broches:

El bosque

El bosque

Este postre es una versión de su sobradamente conocida “Pecera” y que para mí es una preciosa creación.

En esta ocasión, es una escena del bosque y no del mar, pero igualmente todos los componentes de dicha escena son comestibles y además están riquísimos.

Es posible que para algún comensal el plato tenga un aspecto infantil y eso le condicione para valorarlo injustamente, pero para mí es una muestra de ternura y del niño que todos llevamos dentro (o deberíamos).

Palomitas de maíz con tocino de cielo y fresas

Palomitas de maíz con tocino de cielo y fresas

Propuesta muy versátil: fresca, dulce, salada, con sus detalles crujiente. Un toque de fruta que se agradece…

Rico, rico.

Madre mía llevamos la friolera de 15 degustaciones y hay que dejar sitio para la última:

Ajo morao

Ajo morao

Sorprendente (no quiero adelantar nada más) el sabor del ajo morao que sirve para poner punto final al menú.

A mí me hace falta una infusión para armonizarlo todo y terminar la propuesta gastronómica de Diego Guerrero con el cuerpo feliz.

Mi te

El regalo que nos hemos hecho para celebrar nuestro tercer aniversario de boda ha estado a la altura de la ocasión.

Muchas gracias al equipo completo de DSTAgE

Menu

Volveremos…

Foto final

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Buenos Productos tratados con cariño II

Buenos Productos tratados con cariño II

Ya hace 6 meses desde que escribí la primera entrada de Productos naturales tratados con cariño y necesito hacer nuevas incorporaciones a la lista de mis proveedores favoritos.

Importante reiterar la confianza que tenía en los anteriores productores: Naranjas de Palma, Melones Platinum y Kukuluko Ortue, a la par que compartir los nuevos descubrimientos.

Según mi criterio y el de mi familia (críticos muy exigentes en cuanto a comida se refiere ;)) lanzo mi nueva lista:

 4.- Mariskito.- 

Se trata de unos proveedores gallegos de pescado y marisco fresco.

Ellos adquieren sus productos en las subastas de las principales lonjas gallegas, lo que significa “recién pescadito”. Todo un lujo, que para los que no vivimos a pie de puerto, sería imposible conseguir…

Yo descubrí a Mariskito a través de la página Hermeneus, donde ya he encontrado muy buenos productores, realizando con esta plataforma mi primer pedido.

Quedamos muy contentos con la compra, incluso algún comensal se quedó con ganas de más, jejejeje!!!

Nos gustó tanto que para el cumpleaños de mi hermana y de mi madre (casi coinciden en fechas) volvimos a contar con este marisco tan excelente para nuestra comida familiar.

En este caso hicimos el pedido directamente con Mariskito y pedimos cantidades mayores que en la primera ocasión: Ostras, zamburiñas, percebes, cigalas, vieiras, pulpo…todo rico, rico.

Puedo constatar que todos los componentes de la mesa se chuparon los deditos y no dejaron nada más que cáscaras y cáscaras de marisco.

La verdad es que todo es muy fácil, haces el pedido por web, si tienes cualquier duda o consulta llamas al teléfono y te lo resuelven. Una vez que recogen el pedido efectuado por internet, suele llamarte Toñi y pregunta tus preferencias, como quieres cada producto (fresco, cocido, etc…) y para cuando quieres recibirlo, y así enviarlo lo más fresco posible.

Te lo preparan con espero y cuidado en una caja isotérmica donde se encuentra el producto cubierto de una capa generosa de hielo. Nosotros vivimos en la sierra madrileña y recibimos las cigalas vivitas y coleando.

¡Más fresco imposible!

También tienen otros productos como carne y vinos de la zona, pero aún no los he probado. En cuanto tenga una experiencia adquirida, daré mi opinión igualmente.

Es importante destacar la labor de Toñi Veloso, la persona de contacto con la que trato siempre que compramos el marisco. Toñi es una mujer encantadora, muy amable y que aparte de preparar tu pedido con cariño, te puede dar múltiples sugerencias para preparar el pescado. En mi caso me facilitó con detalle la forma de cocer los percebes y quedaron perfectos.

Sólo añadir una cosa más y que es indicativo de lo que les importa que el cliente quede contento: pasados unos días de servir el producto se preocupan de llamarte para saber si todo ha sido de tu agrado.

¡Todo un detalle!

Para mí es una opción fantástica el poder recibir en mi propia casa el marisco fresco y perfectamente empaquetado, sin tener que desplazarme a la pescadería. Imagínate que ahorro de tiempo 🙂

mariskito

Si quieres acceder a su página web, haz clic AQUÍ

5.- Gelateria La Romana

Se trata de una heladería italiana que remonta sus orígenes a 1947 y que desde entonces se preocupan de ofrecer a sus clientes helados artesanos de máxima calidad, elaborados con los mejores ingredientes: leche ecológica procedente de granjas certificadas, huevos frescos de gallinas, nata fresca montada, frutos secos igualmente de la agricultura ecológica y frutas de temporada.

A destacar que los helados se elaboran diariamente en el laboratorio de cada heladería.

Tienen una amplia gama de sabores entre los que se encuentran mis favoritos: Zabaione, crema de 1947, biscotto della nonna y el de mi marido: Cioccolato fondente.

Hmmmmm!!! Todo un irresistible pecado…

Además de ricos helados, tienen variedad de tartas y crepes artesanos.

El pasado viernes teníamos que celebrar el cumpleaños de mi cuñado Pedro y decidimos probar con una tarta de La Romana, compramos una llamada Cioccocream y les gustó mucho. ¡Todos quedaron encantados!

Cómo ya sabéis los que sois conocedores de mi blog, hace unos meses compartí en el mismo dónde se encontraba (según mi criterio) el mejor helado del mundo y ratifico lo dicho, pero…ya que esa heladería se encuentra muy lejos y a muchas horas de avión, una opción excelente para satisfacer los deseos de un delicioso y cremoso helado se encuentran en La Romana.

En Italia hay multitud de locales de Gelateria La Romana y en Madrid tenemos la suerte de tener uno en el Paseo de la Habana nº 27.

Sin duda el mejor helado que puedes encontrar en la capital. Id y probar, seguro que repetís.

Gelateria La Romana

                         heladeria 2

Si os apetece, echar un vistazo en su página de facebook AQUÍ.

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Cena especial en…ABaC: “Arte en boca”

Cena especial en…ABaC: “Arte en boca”

Es bueno darse algún capricho de vez en cuando…

En este caso aprovechando nuestra visita a Barcelona el merecido regalo sería una cena en el Restaurante ABaC, galardonado con 2 Estrellas Michelin y cuyo director de orquesta es el Chef Jordi Cruz.

Como en otras ocasiones que disfruto de experiencias similares quiero compartir mis impresiones y mi opinión sobre el momento vivido en este restaurante, con todo mi respeto y como simple aficionada al buen comer.

Llegamos a las 21.00 horas a la puerta del restaurante.

En la puerta

Nuestra noche especial daba su comienzo…

Tras la puerta, un corto camino de césped y piedra que se recorre escuchando una agradable cascada de agua que cae por la pared derecha.

Un cálido recibimiento, da paso a la entrada en el salón y a nuestro acomodo en la mesa correspondiente.

A simple vista se puede comprobar que la mayoría de los comensales pertenecen a diferentes zonas de la geografía internacional y que, como suele ser costumbre, han empezado su cena a hora más temprana.

Reconozco que en este tipo de lugares de culto a la gastronomía me complace ver las mesas vestidas con elegancia, y en esta ocasión ese detalle estaba sobradamente cubierto.

Una mesa para dos.

Detalle de la mesa

Detalle de la mesa

Tras ojear con detenimiento la carta y recibir el asesoramiento adecuado por parte del personal del restaurante, nos decidimos por degustar el Menú Gran Abac.

Después de unos minutos de orientación y consejo por parte del sumiller, que nos desaconsejó realizar un maridaje por ser excesivas el número de copas de vino, nos decantamos por aceptar y probar su propuesta de un vino blanco alemán que según su criterio encajaría perfectamente con la mayoría de los platos, complementándolo en los últimos con un tinto que nos recomendaría con posterioridad.

Vino elegido

Vino elegido

Ya lo tenemos todo… agua fresca y un vino blanco para empezar a dar la bienvenida a todos los platos del menú.

Abre el desfile un Mojito helado de menta y lima:

Mojito helado de menta y lima - Abac

A mi humilde parecer, un principio digno de lo que nos quedaba por disfrutar…

Además aportaba algo para mí muy interesante: un primer acto fresco, dulce, vistoso visualmente y que te hacía empezar a acomodarte en la experiencia.

En segundo lugar Nieve de Bloody Mary de mariscos y salazones:

Nieve de Bloody Mary de mariscos y salazón

Si a mí me sorprendió el anterior, mi marido quedó impresionado con la mezcla de sabores de este combinado tan curioso: fresco pero con sabor a mar.

Damos otro pasito en el menú y nos encontramos con Mantequilla de Foie gras con migas de maíz y helado de mole:

Mantequilla de Foie grass con migas de maíz y helado de mole

Tengo que reconocer que llamó mi atención porque así de primeras el Foie grass o el Mi cuit no son santos de mi devoción (y eso que tengo una hermana que según dicen lo hace exquisito), pero fue probarlo y cambiarme todos los esquemas respecto a los sabores que imaginaba tendría en mi paladar.

¡Qué error es adelantar acontecimientos!

En fin…divino.

Seguimos avanzando y el siguiente plato sería Ñoquis de parmesano con setas crudas, colmenillas salteadas, nueces, aceite de trufa y agua de hongos con citronela:

Ñoquis de parmesano con setas crudas, colmenillas salteadas, nueces, aceite de trufa y agua de hongos con citronela

Con este plato disfrutó de lo lindo mi marido, encantado con la composición de la cazuelita.

Creo que fue uno de sus favoritos.

El turno le tocaba ahora a Calçots confitados con romesco helado y carbón ahumado:

Calçots confitados con romesco helado y carbón ahumado

Impresionante el toque ahumado y el frescor del helado de romescu, todo un acierto que dan vida y matices versátiles al conjunto. Cada bocado tiene un sabor…

Será entonces como dicen “no hay quinto malo” jejeje!!!

La ocasión ahora para Pequeños lomos de bacalao, guisantes lágrima y tripita de bacalao:

Pequeños lomos de bacalao, guisantes lágrima y tripita de bacalao

El bacalao es un pescado que me gusta en todas sus versiones y este plato tenía mi beneplácito desde su llegada. Además, los guisantes estaban tiernos, ligeramente crujientes y tenían un sabor rico, rico.

No pude por menos que mojar un poco de pan en la salsa.

Seguimos avanzando y es el momento del Bistec tártaro ahumado “Café de París” ternera aliñada, yema cocinada, velo de mostaza y crujiente de ternera:

Bistec tartaro ahumado Cafe de Paris ternera aliñada, yema cocinada, velo de mostaza y crujiente de ternera

Yo sé de uno que se congratuló de recibir este pedacito de carne tan mimado y lo disfrutó con calma.

Para mí fue la primera vez que comía carne crudita, pero como estaba tan bien acompañada de otros ingredientes…el resultado final fue gratificante.

Pasamos el ecuador del menú haciendo referencia a una sopa de cebolla con Yema curada, agua de cebollas, pan a la mantequilla y gruyere:

Yema curada, agua de cebollas, pan a la mantequilla y gruyere

Respecto al plato, y teniendo en cuenta que a mí me gustan los huevos más que a un tonto una tiza y las cosas dulces por encima de todo…sobra mi comentario. Es evidente y predecible, a qué sí???

En fin… no dejé nada en el plato.

La siguiente parada corresponde a Calamar tratado como un risotto con chufas hidratadas y caviar:

Calamar tratado como un risotto con chufas hidratadas y caviar

Aquí tuvimos discrepancias mi marido y yo en cuanto lo acertado o no de la chufa en la composición. Para mí fue un sabor que portaba matices enriquecedores y al pobre Abel no le gustó mucho.

No fue mi plato preferido pero me hubiese comido un poco más, jajaja!!

Bueno, y después de discutir si la chufa si o la chufa no…llegó a nuestra mesa la Gamba de Palamós “Mar y Roca” para ponernos nuevamente de acuerdo:

Gamba de Palamós Mar y Roca

Con la llegada de la gamba se nos concedió el permiso a sorber su cabeza, si era nuestro deseo. Yo dejé la cabeza tal como estaba, por respeto a la propia gamba, aunque mi querido marido no perdonó la ocasión y a la suya la liberó de cualquier pensamiento tormentoso.

Nuestro criterio se unificó para decidir que este pequeño animalito había sido tratado con mucho cariño en la cocina y eso se notaba con su buen sabor: excelente.

Le correspondía después el turno Tsukudani Thai de Anguila del Delta con vegetales crocantes:

Tsukudani Thai de Anguila del Delta con vegetales crocantes

Aquí tengo un pequeño problemita…éste sin duda fue el plato que menos me convenció y como las cosas que no me gustan mucho, no suelo dejarlas mucho tiempo en el recuerdo (para evitar gastar memoria inútilmente), no puedo dar una opinión muy amplia, sólo que “no me dejó huella”.

Como diría mi abuela: sin pena ni gloria.

Llegó el momento del último plato fuerte de la noche Wagyu Marinada y asada con foie grass y berenjenas al carbón:

Wagyu Marinada y asada con foie grass y berenjenas al carbón

Un plato contundente con su protagonista principal: la carne. Y no una carne cualquiera sino Wagyu, con su toque de grasa que le aporta una textura jugosa y delicada (me recordó mucho a la carne de Kobe que pudimos disfrutar Abel y yo el día de nuestro segundo aniversario de bodas en el mismísimo “Kobe”). Además con el acompañamiento de la berenjena al carbón los matices se amplificaban y la sensación en el paladar era intensa y completa.

Avanzamos un poco más para cambiar de tercio y empezar a degustar el lado dulce del menú: los postres.

Fue en ese momento en el cual nos dimos cuenta de un despiste:

Y el vino tinto que nos recomendaría el sumiller??? Ohhhh!!! Nos olvidamos completamente…

Pues nada, seguimos con el blanco que aún queda, jejeje!!!

Como decía, la siguiente fase la iniciamos con Yuzu, yogur y albahaca:

Yuzu, yogur y albahaca

Aunque en mi postre no pude apreciar el sabor de la albahaca…

Sin lugar a dudas “impresionante”…como para pedir repetir.

Muy, muy rico!! A la par de elegante emplatado.

Segundo round con Chocolate y trufa blanca de primavera “Tuber Albidum Pico” con yogur, miel de flores, flores de romero y nueces:

Chocolate y trufa blanca de primavera

Con este postre me quedé un poco sorprendida por la falta de dulzor.

En el plato había un predominio claro del sabor de la trufa que le daba cierto carácter y personalidad, muy diferente a lo que se pudiese esperar inicialmente, pero no por ello menos delicioso.

Es posible que vaya dirigido a los comensales menos golosos y que disfruten con sabores más terrestres y naturales.

Ya para concluir llegó a nuestra mesa el Cup cake de merengue, fresitas y rosas:

Cup cake de merengue, fresitas y rosas

Un broche a la altura de toda la cena: una exquisitez. “No digo más”

Después, como en la mayoría de este tipo de menús, quizá por si te has quedado con hueco en el estómago (dicho con toque de humor), llegan esos pequeños detalles que no aparecen en la carta.

Unas pequeñas delicias que parecen el premio por haber llegado hasta el final de la propuesta gastronómica.

Detalle

detalle2

En fin…después de concluir este viaje culinario, las palabras adecuadas serían: “Arte en boca”.

Una experiencia 100% agradable y placentera.

¡¿Qué más se puede pedir!?

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Quizá el mejor cruasán (croissant) del mundo

Quizá el mejor cruasán (croissant) del mundo

Soy muy golosa…

Me encantan los dulces, postres y delicias de pastelería.

Para mí entrar a una pastelería puede llegar a ser una tentación enorme, y si lo que encuentro tiene buena pinta, el instinto consumista se activa.

 ¡Alarma! ¡Alarma!

Seguro que llego a casa con dulces para toda la familia.

Todo empieza cuando mi marido me ofrece acompañarle en su viaje de trabajo a Barcelona aprovechando que esos días tengo vacaciones en el mío.

Tal y como suelo hacer en estos casos, busco por internet información de restaurantes, locales, sitios interesantes que visitar. Me gusta mucho leer a otros bloguer@s con sus experiencias, sugerencias y consejos.

Suele ser información muy útil…y por ese motivo intento compartir también mis propias vivencias.

El caso es que buscando comentarios y críticas de restaurantes de la ciudad condal me topé con comentarios sobre la Pastelería Hofmann que suscitaron mi curiosidad e interés, tanto que me lo apunté como visita obligada durante mí tiempo libre. 

El miércoles mientras mi marido tenía obligaciones laborales, yo decidí entretenerme haciendo una pequeña excursión por la ciudad.

A eso de las 11.oo de la mañana me subí a un autobús que me llevaría a la Plaza España y allí cogí el metro hasta la Plaza de Catalunya: Ya estaba en Las Ramblas!!

Toca pasear por ellas:

* Una visita al Mercado de la Boquería, que estaba llenito de turistas cámara en mano haciendo fotos indiscriminadas a todos los puestos: fruterías, carnicerías, pescaderías, etc, etc… Menuda paciencia la de los dependientes y la de los clientes que sólo querían hacer su compra diaria. Reconozco haberme sentido culpable por formar parte de esta marea turística.

IMG_0178

A destacar del mercado esos vasitos de fruta variada o de zumos combinados que por un par de euros refrescan de la manera más sana (ya me gustaría ver estas opciones en Madrid).

* Mi segunda parada el callejón del Museo de Cera y visitar el Café Bosc de les Fades, un lugar precioso donde tomar algo y disfrutar de su decoración.

IMG_0198

Detalle Cafetería

                  Detalle Cafetería

Otro detalle cafetería

              Otro detalle cafetería

Más detalles

                                       Más detalles

Otro detalle más

                  Otro detalle más

* Mi tercera parada era la Pastelería Hofmann que según Google Maps se encontraba a 25 minutos de caminata, así que pasito a pasito se anda el camino. Además caminando se descubren bonitos lugares que amenizan el paseo:

Catedral

                               Catedral

Finalmente MISIÓN CUMPLIDA: Encuentro la pastelería…pero ¡cerrada!

Pastelería Hofmann

                Pastelería Hofmann

Toca esperar a las 15.30 que abre nuevamente sus puertas.

Evidentemente el hambre empieza a hacerse notar y la espera no puede aprovecharse mejor que comiendo, jejeje!!!

Un piscolabis, hay hambre :)

                 Un piscolabis, hay hambre 🙂

Curiosamente al lado del Bar de Tapas encuentro el Centro Cultural con unas ruinas que visitar gratuitamente: ¡Qué suerte!

Parece que el tiempo avanza despacio pero de repente ya era la hora de apertura de la Pastelería y mi impaciencia no perdonaba.

Fue entrar y sentirme rodeada de un aroma embriagador y delicioso. ¡Ya estaba perdida!

La dependienta me dijo que tenían el obrador a pleno rendimiento haciendo dulces, pasteles, mermeladas, caramelo y tostando almendras.

Yo tenía mi objetivo: el famoso cruasán de mascarpone al que acompañé con el cruasán relleno de cheese cake, galletitas de chocolate, de almendras, galletitas Lily – Sable H. y demás variedades.

Mi tesorooooo

                                 Mi tesorooooo

Y más delicias.

                     Y más delicias.

Vamos que salí de allí con un par de bolsas grandes.

Me fue inevitable entran en ansia consumista…

Podría haberme traído la tienda entera.

Haciendo el camino de vuelta fui haciendo la degustación del croissant.

¡Madre mía! Buenísimo! Delicioso! Menudo pecado!

Tuve la osadía de sentirme una privilegiada, disfrutando de tal exquisito manjar mientras los demás viandantes paseaban con las manos vacías. No era para menos…era gloria bendita hecha bollo!!

Quizá pueda pareceros exagerada mi descripción del producto pero…no me quedo corta.

En mi opinión, es sin duda, el mejor cruasán del mundo, y animo a todo el que tenga posibilidad de probarlo…lo pruebe!!!

Por mi parte cuando vuelva a Barcelona, no tengo dudas.

Os dejo la info de la Pastelería, para que sea más fácil:

Pastelería Hofmann en Caller del Flassaders nº 44 – Barcelona

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Comida de hermanas en… Piñera Restaurante

Comida de hermanas en… Piñera Restaurante

Ya hace tiempo que mi hermana y yo aprovechamos las ocasiones que se nos brindan para compartir un rato agradable descubriendo la cocina de los restaurantes o chefs que llaman nuestra atención.

Hace unas semanas tuvimos la suerte de visitar el local situado en la C/ Rosario Pino nº 12 de Madrid: Piñera Restaurante.

La oferta gastronómica que ofrecen es denominada por ellos mismos como “Alta Cocina de Mercado”.

Como pequeña anécdota contar que el taxista que paramos para ir a este restaurante tuvo la amabilidad de darnos un extenso paseo antes de parar en la puerta de Piñera. Es curioso poder comprobar la picaresca de algunos trabajadores de éste sector (no todos claro).

Fuimos recibidas muy amablemente, comprobaron nuestra reserva, nos recogieron los abrigos y nos acompañaron a la mesa.

El salón (algo habitual en este tipo de locales entre semana) estaba ocupado en su amplia mayoría por mesas de empresarios charlando animadamente de sus negocios.

A veces se echa de menos un poco de público femenino en estos lugares…

En un par de minutos nos ofrecieron un aperitivo:

UN APERITIVO

Una vez acomodadas y con la carta en la mano, tocaba decidir que platos probar.

Para compartir:

Pulpo a la parrilla con mojo picón y papada ibérica

PULPO

 Huevo Perigord

HUEVO PERIGORD

En relación a estas dos entradas me gustaría decir que la primera de ellas, el pulpo a la parrilla fue una elección muy acertada. El punto de cocción del pulpo perfecto, el sabor de la parrilla con cierto carácter envolvente y el toque de la papada ibérica muy agradable.

Respecto a la segunda elección, el Huevo Perigord, hacer constancia de una salsa demasiado fuerte que lamentablemente eclipsaba totalmente lo que seguro era un exquisito huevo y un bollo de pan tierno. ¡Una verdadera lástima! Por lo menos para nuestros paladares…

Llegó la hora de hablar de los platos principales. En este caso mi hermana se decantó por degustar:

Arroz Meloso de Chipirones y Tuétano

ARROZ NEGRO

Yo por un:

Cogote de Merluza (que me ofrecieron fuera de carta).

Cogote de Merluza

En ambos casos comentar que se trata de grandes platos, ejecutados con muy buena mano y cuidada presentación.

Un arroz meloso en su punto acompañado de chipirones en una combinación armoniosa y equilibrada con el tuétano que hacía francamente difícil dejar algo en el plato.

Igualmente destacable el Cogote de Merluza, jugoso, sabroso y delicioso.

En fin, atrás quedó olvidado el tropiezo con el huevo perigord…

De postre “Chocolates para compartir”

No dispongo de foto del plato por culpa de mi despiste y mi brote de glotonería. También he intentado ver si tienen una en la web del restaurante pero…tampoco. Lo que sí puedo hacer es dar fe que estaba para chuparse los dedos un par de veces.

Para finalizar nuestra visita a Piñera, nos ofrecieron unos dulces cortesía de la casa en diferentes texturas:

postre cortesia

El resultado completo de la experiencia en este restaurante galardonado en años anteriores con importantes reconocimientos, y que desde hace poco tiempo cuenta con el enfoque y experiencia del televisivo chef Jesús Almagro ha sido muy satisfactorio. Buenos productos tratados con el máximo respeto y rigor en la cocina para poner sobre el plato deliciosas creaciones.

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Cena informal en…StreetXo

Cena informal en…StreetXo

Hace algo más de un año que tengo en mente descubrir la cocina de David Muñoz, el chef del restaurante Diverxo.

Efectivamente, se trata de todo un capricho. Un verdadero lujo… Primero de todo hay que crear una partida de ahorro destinada a tal fin, ya que el menú degustación tiene un precio “casi prohibitivo”, y mucho más ahora que el restaurante ha sido galardonado con Tres Estrellas Michelin.

De momento, seguiré haciendo hucha para ese gran momento…

Lo genial fue descubrir que este chef tiene un espacio, una barra llamada “StreetXo” en el Club del Gourmet, 9ª planta de El Corte Inglés de Callao.

Es un pequeño espacio, que cuenta con unos cuantos taburetes que ocuparán los afortunados que tengan la suerte de pillarlos libres, con vista directa a una pequeña cocina en la que se manejan con sorprendente soltura un amplio grupo de cocineros que preparan con paciencia, agilidad y mucho método la variedad de tapas que ofrecen en su carta, todas ellas con un precio muy razonable.

La verdad es que hecho el descubrimiento, ya sólo quedaba buscar una ocasión para hacer nuestra visita al StreetXo.

Fue el martes 25 de febrero cuando recibo una llamada de mi marido:

– ¿Te apetece que vayamos hoy a cenar unas tapas al Street?

No sería yo quien dijese que no.

Nos reunimos con mi hijo (que no quería perderse una noche de tapas) en la puerta de El Corte Inglés de Callao.

Ya en la 9ª planta dimos una vuelta para conocer las diferentes ofertas gastronómicas del Club del Gourmet, y pudimos comprobar que es bastante amplia y variada.

Unas Coronitas en el Bar Restaurante Central Mexicana para ir haciendo tiempo y a las 20.15 nos dirigimos a la Barra de StreetXo con la fortuna de pillar los últimos 3 taburetes libres.

¡Llegar y besar el Santo!

Pudimos disfrutar de la puesta en marcha en cocina de los primeros platos de la tarde/noche, y fue muy interesante.

Ojeamos con mucho interés la carta, con todas las tapas que proponen:

                                                                                     Carta StreetXo

Para abrir boca empezamos con:

Gambas x gambas x gambas x gambas x gambas. Gambas a la 5ª potencia.

Gambas a la 5potencia

Tataki a la brasa de pez mantequilla. Barbacoa china. Ensalada de anisados y yuzu.

Teriyaki

Sandwich club al vapor. Ricota. Huevo frito de codorniz. Sichimi-togarashi.

Sandwich club

En esta primera sentada, todo muy muy rico, cada cosa de un estilo diferente. Repetiría cualquiera de los platos.

Pero no es hora de repetir, sino de seguir probando de entre todas las opciones.

Ya para concluir pedimos otras tres tapas:

Saam de panceta ibérica a la brasa. Condimento de mejillones escabechados. Shitakes encurtidos. Salsa sriracha y tártara.

saam de panceta

Albóndigas de vaca vieja. Guiso indonesio de cacahuete. Ancas de rana adobadas. Nata ácida de coco.

albondigas

Bocata de calamares. Bizcocho de curry al josper. Emulsión de trufa fermentada y ketchup de tamarillo.

 

Ale, ya está…nuestra primera incursión en la cocina de tan afamado chef.

Ahora llegó el momento de pedir la cuenta:

La cuenta

La cuenta

Importante destacar que cada plato tiene una preparación elaborada, un montaje muy creativo y una mezcla de sabores sorprendentes cuya combinación crea sensaciones deliciosas al deleitarse en boca.

Todo ello va unido a una puesta en escena en vivo y en directo que no deja de ser todo un espectáculo impresionante y singular.

También a distinguir el ambiente de la barra, cuanto menos chocante e insólito, aderezado con música electrónica (con cierto estilo Carl Cox) sonando a todo volumen y algún que otro cocinero moviéndose al ritmo.

En fin, toda una experiencia que por supuesto tendremos que repetir 🙂

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada