Comprar ron en Punta Cana

Comprar ron en Punta Cana

Bienvenidos a esta nueva entrada del blog.

En esta ocasión el contenido intenta ser de cierta utilidad para esos turistas que visiten la República Dominicana, más en concreto Punta Cana.

La información que pretendo compartir con vosotros va centrada a un punto muy concreto: la compra de buen ron a precios muy interesantes o especialmente apañados.

Aquellos que busquen asesoramiento para preparar el viaje: encontrar ofertas en agencias, conocer los resorts de la zona, enterarse de las excursiones más chulas para hacer allí y con quién hacerlas, os aconsejo entrar en el Foro Los Viajeros, dónde podréis encontrar infinidad de consejos y datos de interés. En mi caso, suelo buscar allí recomendaciones para cada viaje que realizo, sea el destino que sea: España o cualquier país del extranjero.

En el post de hoy el tema es ‘Las compras de Ron’

y ¿Por qué me lanzo a ofrecer este tipo de contenido?

Bueno…. pues…. porque….

Mi marido y yo acabamos de regresar de Punta Cana dónde hemos estado una semanita disfrutando de sus playas, su temperatura tropical y todo lo bueno del Caribe. En la maleta, como no puede ser de otra manera, nos hemos traído alguna botella de buen ron, para poder disfrutarlo en casa o regalarlo a esas personas de la familia que gustan de dicho caldo y se lo merecen.

¿Dónde comprar buen ron en Punta Cana, sin pagar extra por turistada?

A ver, si te pones a leer por internet, te aconsejarán ir al famoso Cortecito.

¿Qué que es el Cortecito?

Pues se trata de un grupo de tiendas situadas a línea de playa y que años atrás formaban parte de una antigua aldea de pescadores. Actualmente se encuentra reconvertida en locales dónde poder comprar recuerdos de República Dominicana: pareos, artesanía, licores, souvenir, imanes para la nevera a golpe de regateo.

Si te apetece ir podrás encontrarlo pegadito a la zona de playa exclusiva de Royal Suites del Paladium.

¿Es interesante ir al Cortecito a comprar Ron?

Según mi opinión ‘NO’.

Se puede ir al Cortecito para vivir la experiencia del regateo, tomar contacto con sus vendedores, interesarse por realizar excursiones a un precio más razonable que en el hotel, para encontrar quien te llene la cabeza de trencitas u ofrezca hacerte unas fotos con un precioso guacamayo y una imponente iguana, pero poco más.

El precio del Ron es tremendamente elevado y las opciones a disposición pocas, las típicas.

¿Dónde ir entonces?

Pues tienes a tu disposición el Centro Comercial Palmera Real

En Palma Real Shopping Village encontrarás una amplia gama de tiendas de moda (firmas conocidas mundialmente), unos cuantos restaurantes, joyerías, una farmacia, peluquería, centro de estética, un local de cambio de divisas, mensajería, supermercado e incluso varias salas de cine.

Como puedes ver, un lugar dónde poder hacer alguna que otra compra o disfrutar de tiempo libre.

Es posible que algunas personas sean reacias a salir del Resort dónde se encuentran alojados, pero en este caso es bastante sencillo llegar allí y además, si optas por aprovechar el bus que cortésmente ofrece el Centro Comercial, gratis.

Este servicio de Free Shuttle es muy cómodo y útil. Se trata de un autobús que tiene una ruta predeterminada y recorre varios hoteles de la zona Bávaro: Caribe Club Princess, Paradisus Punta Cana, Complejo Paladium, Vista Sol y Barceló Dominican Beach.

Os dejo detalle de cartel publicitario e informativo que estaba frente a la entrada del Complejo Paladium dónde podéis comprobar las horas a las que suele pasar el bus recogiendo a los turistas. Por favor tened en cuenta que se trata de puntualidad caribeña 🙂

Si por algún motivo vuestro Resort no es de los detallados, podéis solicitar dicho servicio en la página web del Centro: AQUÍ.

Es posible que mientras os encontráis esperando el bus, de vez en cuando, paren motoristas o taxistas interesándose por a dónde os dirigís y si os apetece que os lleven ellos a ‘módico precio’. Un poco de cortesía, paciencia, agradecimiento por el interés y negativa a la oferta, ya que el mundo no está para fiarse de extraños, verdad?

Una vez en Palma Real tienes que ir al Supermercado SuperLama que tiene un horario de 10.00 de la mañana a 22.00 horas.

Se trata de un súper bastante grande, donde podrás encontrar una amplia variedad de productos y una zona de bebidas espirituosas digna de visitar.

En nuestro caso la atención la pusimos en los rones, como no puede ser de otra manera en República Dominicana, no? Y después de un buen rato invertido en ver todas las opciones, y con verdaderas dificultades para elegir (evidentemente no te puedes traer todos), en el carro metimos:

Ron Barceló Imperial Onyx: un ron elaborado a partir de las mejores cañas de azúcar dominicanas y reposado de forma exclusiva en un lecho de piedras semipreciosas de Onyx, que permiten obtener un ron muy refinado.

Opthimus XO -Summa Cum Laude- : Un ron muy aromático, vigoroso, equilibrado y elegante. Ron añejado en barricas de roble americano y francés. Para mí ‘todo un placer’.

Brugal Leyenda: ron superior madurado durante 8 años en barricas de roble ex-jerez y posteriormente en barricas de roble estadounidense ex-bourbon que le aportará un sabor equilibrado.

Punta Cana Tesoro: Con 15 años de solera y mucho cuerpo. Un ron con mucha personalidad y que ha sido terminado en barricas de Whisky de Malta.

Para ser concretos compramos:

  • 2 botellas de Barceló Imperial Onyx, por algo menos de 25€ cada una.
  • 1 botella del Opthimus XO Summa Cum Laude por un precio -al cambio- de unos 47€
  • 1 de Brugal Leyenda a un módico precio de 20€
  • y otra del Punta Cana Tesoro por alrededor de 30€

Si te pones a indagar precios en España de esas botellas, ves una interesante diferencia:

  • El Barceló Imperial Onyx lo puedes encontrar a partir de unos 46€.
  • Muy difícil encontrar el Opthimus XO Summa Cum Laude, y si lo consigues es pagando alrededor de 100€ o más.
  • Si se te antoja el Punta Cana Tesoro tendrás que gastarte más de 50 eurillos.
  • Pero lo que es misión imposible es encontrar por las licorerías españolas el Brugal Leyenda.

Nosotros hemos vuelto muy contentos con la compra efectuada, encantados de haber descubierto el Palmera Real Shopping Village y el supermercado SuperLama.

¿A que interesa hacerse la excursión?

Además como tienes un autobús gratuito para volver de regreso a tu Resort, el desplazamiento de vuelta se hace genial, sin preocupaciones, con el aire acondicionado encendido y un conductor muy amable que te va avisando de las paradas.

¡Bien se merece una propina! 🙂

Espero que con esta información podáis hacer buenas compras, a precios razonables y sin gastaros dinero en taxis. El Cortecito podéis dejarlo para aficionados…

 

DiverXo – Mi opinión de la noche

DiverXo – Mi opinión de la noche

Con esta entrada empiezo el viaje de retorno a los posts en los que comento mis opiniones personales después de haber disfrutado de un buen homenaje gastronómico.

¡¿Qué mejor que hacer el regreso con uno de los más estrellados restaurantes?!

¿Cuál? ¿Cuál?

Normalmente, aprovechamos alguna fecha especial para tener la excusa perfecta que nos empuje a compensar al cuerpo con este tipo de caprichos. En esta ocasión el cumpleaños nº 35 de Abel.

¡Un regalo perfecto y hecho a medida del cumpleañero!

Con este presente tenía el éxito asegurado y encima de rebote, disfrutaba yo del mismo.

¡Jajajajaja!

Soy lista ¿Eh?

Bueno…

Llegó el 3 de marzo y teníamos reserva para las 21.24 horas.

El coche se quedaría descansando en la puerta de casa, porque en este tipo de cenas se suelen degustar alcoholes varios, y eso no es compatible con el volante de nuestro Kia.

21.22 horas y nosotros en la puerta del restaurante deseosos de empezar a desenvolver el regalo 🙂

¡Ainss!

Mira que tengo yo trauma con las puertas giratorias…

¡Jajajajaja!

¿Habré sido político en otra vida?

Es tener que pasar por una, y me da la sensación de que me voy a quedar ahí encerrada, o lo que es peor que cuando vaya a salir la puerta me pille a traición.

Pasados esos segundos extraños entre la puerta y yo, daría inicio esta experiencia gastronómica.

Fuimos recibidos, muy amablemente, por la persona encargada y nos fueron recogidas las chaquetas, para mayor comodidad.

Ya desde el principio uno se da cuenta que DiverXo no es un restaurante cualquiera, sino que es un lugar con personalidad propia. Es más, me aventuraría a decir que es un mundo aparte, un universo paralelo o la entrada a la madriguera del conejo, dependiendo de qué tipo de persona traspase esa puerta giratoria.

La excursión guiada por la cocina, todo un detalle que te hará comprender que ese es un lugar de culto al producto.

Sin duda comprobar que cada tipo de alimento es conservado y manipulado en condiciones absolutamente idóneas, te lleva a intuir que los estándares de calidad en el proceso de elaboración de cada plato son incuestionables. A mi parecer, el nivel de control es extraordinario.

Además de estas conclusiones visuales, en el paseo por la cocina el olfato despertará de su letargo y podrá disfrutar de un catálogo de aromas, todos muy seductores y embriagadores, tanto, que el propio cerebro dará la señal de alerta a todo el aparato digestivo.

Es el momento en el que los sentidos hacen su puesta a punto y arrancan motores, para no perder detalle de lo que sabemos se avecina.

Nos despedimos de la cocina, y entramos fugazmente por el salón hasta llegar a nuestra mesa. Al tomar asiento, nos encienden las velas de un candelabro y….

¡Opps!

¡Vaya!

Unas cortinas negras decoradas con detalles de Alicia en el País de las Maravillas, nos rodean. Y en cuestión de segundos nos habían creado un pequeño rincón de intimidad en medio del restaurante.

¡Qué curioso!

Bueno, de intimidad relativa, ya que el personal de sala está pendiente de preguntar que deseas tomar para empezar con la noche en DiverXo y te explica los dos tipos de menú que puedes degustar.

Un par de cervezas (Alhambra para mí – Mahou maestra para el del cumple) para entrar en modo ‘disfrute’ y….

¡Acción!

¡Empieza el show!

Evidentemente no os voy a desvelar mucho porque cuando alguien reserva una experiencia de este calibre no quiere que le adelanten las sorpresas, sino que prefiere sacar sus propias conclusiones, sin condicionamientos previos.

Os dejaré algunas fotos, con la sanísima intención de daros mucha envidia, y después unas pequeñas pinceladas de mis sensaciones con los platos del menú.

Sinceramente, los platos que te ofrecen en DiverXo no son recetas sin más…

Tampoco son el resultado de grandes sesiones de creatividad gastronómica unidas a horas de trabajo utilizando múltiples elaboraciones y un emplatado elegante o simpático.

Creo que menos aún, es una fusión (en coctelera) de cocinas del mundo que nos descubren productos de los que no conocemos su nombre ni tenemos la menor idea de a dónde ir para poder conseguirlos, llevarlos a nuestra cocina e incorporarlos a nuestras propias recetas.

Después de mucho, pero mucho mucho darle vueltas a la forma de definir los platos de este chef, no se me ocurre otra cosa más concreta (según mi experiencia probándolos) que decir que se trata de criaturas con vida propia que disfrutas en tu paladar.

Esas criaturas vivientes tienen su propio lenguaje (el aroma, los colores, las texturas, el impacto visual, el sabor) con el que intentan comunicar contigo.

Muy importante decir que cada propuesta de Dabiz es un ser complejo, que va desarrollándose y creciendo en el propio paladar. Es como si en tu boca ese ser se desperezara después de haber estado dormido mucho tiempo y estirase sus bracitos, expandiendo ese sabor evolutivo que va definiendo su personalidad.

A la criatura la conoces desde su nacimiento hasta su muerte, después de haber pasado por diferentes etapas: niñez, adolescencia, madurez y un declive final.

Sinceramente mi opinión es que cada plato tiene esos tiempos definidos.

En ningún caso (o por lo menos yo no he tenido el disgusto de sentirlo) la propuesta servida en el plato será plana o difusa, sosa o aburrida. Es tan completa la sensación al probarlo que las neuronas de forma rauda y veloz envían sus señales al cerebro que lo guardan en memoria.

Sinceramente pienso que este chef es tremendamente generoso con sus clientes.

¿Por qué digo esto?

Pues porque creo que lo que comparte con sus comensales es mucho más que un plato de comida, por muy deliciosa que sea.

Con los que tomamos la iniciativa de visitar sus locales, comparte su mundo onírico, parte de su subconsciente que se muestra en la decoración tan personalizada y detallada de cada rincón.

Nada queda a la elección sin sentido, o a la elección siguiendo tendencias de moda.

Todo lleva su impronta, todo sale de la misma raíz.

Crea sus menús, sus cócteles, su vajilla, se inventa sus propios cubiertos.

Creo que sólo le faltan un par de cosas para terminar de ofrecernos una experiencia gastronómica única y absolutamente sellada con su ADN:

  • Producir una música totalmente persolizada, que según su criterio e intuición pueda ser un ingrediente extra que se unifique a la degustación de sus propuestas. Algo único, marca Xo y que pueda convirtiese en una banda sonora a medida del menú.
  • Crear un aroma ambiental propio, exclusivo, que como en el caso anterior fuese otro ingrediente más que cierre el círculo de la experiencia DiverXo.

Sinceramente le veo capaz de hacer algo así…

Crear su pequeño gran mundo, que abarque los 5 sentidos.

Es posible que después de haber leído mi opinión sobre el menú de DiverXo os apetezca conseguirme una de esas camisas de fuerza que usan sus cocineros en StreetXo, pero para ponérmela y llevarme a un psiquiátrico…

Soy consciente de que lo dicho suena raro, pero es mi opinión (humilde y propia -no pretendo que nadie piense igual-) y debo ser fiel a ella.

‘Normas de la Casa’

Para finalizar agradecer a todo el equipo de DiverXo esa gran noche que pasamos Abel y yo, porque nos hicieron disfrutar de una velada muy agradable y especial.

¡Volveremos!

Valhalla Experience: Cena especial 4º aniversario de boda

Valhalla Experience: Cena especial 4º aniversario de boda

Día a día, semana a semana, mes a mes compartiendo la vida, y otra vez ha llegado nuestro aniversario de boda.

¡Ya es el cuarto!

No puedo más que sentirme agradecida con la vida y con las maravillosas personas que hacen mi mundo tan feliz. (Frase que suena muy pastelosa pero que es una realidad emoticon6)

Gracias champi por acompañarme en este paseo, casados cuatro años y juntos muchos más…  emoji-heart emoji-heart emoji-heart

Para celebrarlo barajamos varias opciones, ir al restaurante en el que celebramos nuestra boda civil, buscar un estrellado restaurante en Madrid, subir al local de Carlos dónde nos sentimos cómo en casa.

¡Todas buenas opciones!

Pero de repente nos llegó una noticia: ¡Nuevo restaurante en El Escorial!

“Una amiga de…ha estado allí…tienen menú degustación…ha salido encantada… No hace un mes que lo han abierto…”

¡Música para nuestros oídos!

Algo nuevo, diferente y a escasos 400 metros de casa.

Mi hermana nos pasó la información de contacto:

Valhalla tarjeta

Intenté encontrar algo de información por internet y sinceramente no encontré mucha: Una página web en construcción, un perfil de Facebook con alguna foto colgada por anteriores comensales pero ningún detalle del menú que ofrecían ni tampoco de los precios.

Por un momento me lo estuve pensando emojiconfused (ir a un restaurante sin ni siquiera conocer el precio es un poco arriesgado, nunca sabes si se te escapa del presupuesto).

Cómo se trataba de un aniversario, nos lanzamos…

Una llamadita y reservado.

¡Por fin llegó el viernes noche!

Salimos de casa 5 minutos antes, no nos teníamos que preocupar de buscar parking y podíamos tomar vino y copa sin problemas.

¡Qué lujo!

Entrada Valhalla

Así la primera impresión se me antoja positiva. Es una puerta bonita, con un logo muy llamativo. Sinceramente sorprende un diseño tan currado, lejos de lo acostumbrado en los locales de El Escorial.

Una vez dentro siguen las buenas sensaciones, os dejo algunas fotos:

Valhalla Experience Salón Comedor

Detalle del mural y del salón.

Valhalla Experience Comedor

Pared de piedra vista

Valhalla Experience Mural Pared

Otro detalle del mural

Cómo podéis comprobar el interior está lleno de detalles, todos ellos con buen gusto:

Detalle decorativo

Detalle decorativo

Aunque el restaurante se encuentra a pie de calle y dispone de amplios ventanales, la intimidad del comedor está a salvo de miradas curiosas.

Una vez en el interior fuimos atendidos amablemente por la responsable de Sala que nos ubicó en la mesa correspondiente. Nos presentó el menú y nos ofreció dos opciones: un menú degustación largo y otro un poco más reducido. También nos informó que existía la alternativa de maridar el menú.

Sin pensarlo mucho (más bien nada) decidimos elegir el menú largo y el maridaje.

Una vez elegido esto: 6 entradas + pescado + ave + carne + postre con maridaje, se nos informó que en pescado/ave/carne teníamos dos posibles elecciones, pero que nos ofrecían elegir cada uno de nosotros una de ellas y así poder probar el 100% de los platos.

¡Estupendo! ¡Genial! ¡Una gran alternativa!

Por supuesto que nos decantamos por probarlo todo.

A continuación os dejo un completo reportaje fotográfico de los platos con breves reseñas porque no quiero saciar toda vuestra curiosidad.

Mejor… ¡Id a probarlo! wink

Primer asalto: Aperitivo y 6 entradas

Valhalla Experience Aperitivo Menu degustación

Valhalla Experience Menu degustación entrada 1

Segunda entrada menu degustación Valhalla

Tercera entrada menu degustación Valhalla

Cuarta entrada menu degustación Valhalla

Quinta entrada menu degustación Valhalla

Sexta entrada menu degustación Valhalla

En esta primera parte, compuesta por un aperitivo y seis degustaciones variadas, podemos catar desde salmorejo, ajo-blanco, parrochas, risotto o unas sabrosas bravas hasta una brandada, un foie acompañado de un curioso helado o unos atípicos huevos.

Segundo round: “Pescados”

Salmón con costra Valhalla

Ceviche Valhalla

En el caso de los pescados al igual que con las aves y la carne, tenemos que compartir los platos ya que hemos optado por probar las dos opciones posibles.

¡No hay problema!

Cómo se puede comprobar la cantidad no será ningún inconveniente.

Os daré unas pistas para los pescados: un plato de salmón con costra y otro de potente ceviche.

Llegados a este punto en Valhalla te ofrecen una bebida refrescante que además tiene otras propiedades para el paladar:

Frasquita

Un pequeño descanso antes de la siguiente etapa…

Tercera parte: Aves

 Ave menu degustación Valhalla

Magret menu degustación Valhalla

He de reconocer que no recuerdo datos del ave protagonista de la primera foto confused-emoji. Aunque no me falla la memoria al decir que estaba bien acompañada por una escalibada.

Después tocó el turno al magret. ¿Qué tal pinta le ves?

Cuarto episodio: Carnes

Ravioli menu degustación Valhalla

Tartar menu degustación Valhalla

Es verdad que se trata de un menú contundente, y en este momento de la degustación hay que hacer un hueco al ravioli relleno y a un tartar.

¡Id entrenados!

Y llegó la hora de…

El Postre

Postre menu degustación Valhalla

¡¡Pero bueno!! neutral-face

Tanta variedad de entradas, pescados, aves, carne… ¿Y un sólo postre?

¡Con lo golosa que soy yo!

¡Con lo mucho que disfruto en los menús degustación cuando te ofrecen más de uno!

Es cierto que mi estómago estaba completo pero… Los postres son mi perdición.

Aprovecharé la oportunidad que me ofrece mi propio blog innocent-smiley para proponer al chef que incluya un postre más en el menú.

Luego para asentar este festín una infusión para mí y un café con hielo para Abel.

¡Era necesario!

La casa nos obsequió con una copa que nos tomamos tranquilamente y así ponerle el broche a la cena.

¡Un gran detalle!

Haciendo balance, una noche muy agradable descubriendo una oferta gastronómica diferente, moderna, creativa y arriesgada de manos de un joven chef: Héctor Checa Aparicio, que bien merece recibir vuestra visita.

“Valhalla Experience…”

Sin duda una nueva opción que sale de los cánones establecidos en El Escorial.

Por mi parte os he dejado algo de información, no tan detallada cómo en otras experiencias gastronómicas (Coque, ABaC, D’Stage, Goizeko Wellington, restaurantes ampliamente conocidos y comentados) para que os animéis a ir a desvelar las texturas, sabores y aromas que hay detrás de las imágenes que os he compartido.

Y después me podéis comentar vuestra opinión…

Comida Especial con mi hijo en Goizeko Wellington

Comida Especial con mi hijo en Goizeko Wellington

Hace unas semanas fue el aniversario en que mi querido padre realizó su viaje al otro lado…

Sinceramente, cada día le echo más de menos.

Me encantaría poder disfrutar de su compañía y que él pudiese ver como mi madre, mi hermana, mi hijo y yo hemos ido avanzando por la vida.

Debo decir que me siento muy agradecida con el destino por haberme concedido el honor de tener un Gran Padre.

Sin duda alguna “la mejor persona que he conocido…”

Cada vez que llegan fechas señaladas la nostalgia se acrecienta, pero en vez de dejarme llevar por la tristeza, yo opto por valorar la suerte que tuve.

Me invade un orgullo de hija feliz.

Lamentablemente no todo el mundo está contento con el progenitor que le ha tocado en suertes pero en mi caso es todo lo contrario.

El caso es que esas fechas en las que mi deseo es honrar a mi padre, suelo hacerlo disfrutando de momentos especiales con mi hijo (los que han leído mi anterior entrada pueden entender por qué).

Supongo que esto debe tener un trasfondo psicológico, pero…es algo que me aporta muy buenas sensaciones y me hace feliz así que lo seguiré haciendo 🙂

En fin el pasado 15 de mayo invité a mi hijo Adrián a comer en mi restaurante favorito: Goizeko Wellington.

Es curioso que aún no le había llevado a este restaurante, y eso que solemos darnos de vez en cuando algún caprichito gastronómico.

Llegamos y cómo siempre fuimos recibidos con toda amabilidad.

Adrián llegó con un brote muy activo de alergia y tuvo que ir un par de veces al baño antes ni siquiera de pedir los platos. ¡Pobrecillo!

Hacía bastante que no les visitaba, un par de años fácilmente…

En ese tiempo he ido conociendo otros restaurantes (Viridiana, La Terraza del Casino, Coque, Piñera, Alabaster, Club Allard, DStage, Dos Cielos, Abac, etc…). Y después de estas variadas experiencias me ratifico:

“Mi restaurante favorito es Goizeko Wellington”

La carta es muy amplia, variada, con platos de temporada y propuestas destinadas a agradar a todos los paladares.

Nosotros nos decidimos por disfrutar de unas de entradas:

–  Gamba Roja  –

Gamba Roja Goizeko

– Huevos poché sobre puré de patata, hongo y salsa de trufa negra

huevo

–  Viera con cigala  –

Viera con Cigala Goizeko

Y después un plato principal para cada uno…

¡Qué barbaridad! Todo suena tan bien que pide uno más de lo que el estómago puede alojar.

Merluza rellena de carabineros

Merluza rellena

Taco de atún rojo

Taco de Atún con Tomate

Para ser sinceros, lo sensato hubiese sido plantarse aquí y tomar una infusión o un cafecito pero…

¿Cómo te vas a ir sin darle un capricho más al paladar y degustar un buen postre???

Eso no sería lógico, normal ni coherente y menos si lees la carta dónde se exponen todas las opciones disponibles.

Por mi parte lo tuve clarísimo:

Frambuesas con helado de leche merengada y salsa de yogur

Frambuesa con helado de leche merengada y sopa yogur

Canutillos de Bilbao

Canutillos de Bilbao

Ya sólo queda ponerle un broche final con una infusión que hacer a las mil maravillas:

– Te Moruno –

Riquísimo

Para acompañar esta extensa y grata comida elegí de entre una extensa, variada y completa carta de vinos uno blanco con crianza (uva Sauvignon blanc) de Bodegas Hispano-Suizas de la zona de Utiel-Requena llamado “Impromptu”, al que el sumiller me dio su OK.

A mi poco entender…

¡Fue un acierto!

Para concluir y no daros más envidia sana, concluiré diciendo que fue “Un almuerzo muy especial, inmejorablemente acompañada de mi hijo Adrián y disfrutando de una excepcional comida y un esmerado servicio”

nosotros

Gracias a Goizeko Wellington por la parte que le toca 😉

Posiblemente el mejor bocadillo de mundo

Posiblemente el mejor bocadillo de mundo

Una parte importante de este blog suele describir esas agradables experiencias gastronómicas con las que me homenajeo de vez en cuando en buenos e incluso estrellados restaurantes.

Hoy no voy a hablar de grandes platos sino de un simple bocadillo…

En realidad de un estupendo bocadillo, o mejor dicho de un fantástico…

Para ser más justos: del mejor bocadillo del mundo.

Cómo en ocasiones anteriores con el helado o con el croissant, también con el bocadillo tengo mala suerte y el lugar donde encontrarlo y degustarlo me pilla lejos de casa.

¡Mala suerte!

Si quiero repetir algún día sólo tengo que darme un gran viaje hasta los EEUU.

El bocadillo del que hablo lo podéis encontrar en California, un pueblo llamado Lagos Mammoth y situado en Main Street.

Allí está  SHEA SCHAT’S BAKERY.

No tiene página web, pero si buscáis podéis encontrar mucha información de este local por internet: tripadvisor (el link que os he dejado yo), yelp, youtube, etc… Y en todos ellos hablan maravillas de sus productos (chocolates, pasteles, bollos, bocadillos, y más).

Lo descubrí cuando preparaba nuestra visita al Parque Nacional de Yosemite y buscaba lugares para desayunar, comer o cenar. Una vez vistos los comentarios…lo apunté como un “imprescindible”

Además el local es muy cuco tanto por fuera como en su interior.

Shea Schat's Bakery

Una vez dentro su personal te atiende de forma muy muy amable. Nosotros pudimos pedir nuestro bocadillo en castellano cómodamente.

¡¿Qué más se puede pedir?!

En mi caso un bocadillo con pan de chapata con mayonesa, lechuga, tomate, queso suizo, pavo y aguacate.

Mi marido quitó el aguacate, le añadió un toque de mostaza y cambió mi tipo de queso por un cheddar.

Lo pedimos para llevar y fue empaquetado perfectamente en un envase junto con un trozo de pepinillo a un lado, bien tapado con unas servilletas y de regalo una cookie.

Recogidas las provisiones ya sólo quedaba disfrutar de la excursión a Yosemite, un lugar donde la Naturaleza se muestra en todo su esplendor.

Logo Yosemite

Dejo unas cuantas fotos… no muchas porque lo realmente bonito es ir allí a disfrutarlo: 

Yosemite 1

 

Yosemite 2

Yosemite 3

 Y en un lugar tan espectacular como éste: 

Yosemite mirador

Y aprovechando una zona del mirador bien arrimadita al borde, apoyando la espalda en un tronco seco que hacía de respaldo disfruté de mi magnífico bocadillo de Shea Schat’s Bakery.

¿Necesitáis pruebas?

Yosemite + Bocata

Entre mis manos la segunda mitad del bocata, la primera ya no es visible 🙂 , con esta cara no se puede negar que lo estoy disfrutando de lo lindo ¿eh?

En fin, aquí os he dejado la fórmula mágica para poder deleitaros con el mejor bocadillo del mundo (según mi más humilde criterio). 

¡Probarlo y contarlo! 

 

 

Comida de Aniversario en…DSTAgE

Comida de Aniversario en…DSTAgE

¡No hay que dejarse ninguna fecha importante por festejar!

Esos días deben de ser alegres y especiales, acompañados de cariño, amor y felicidad.

En este caso tocaba celebrar nuestro tercer aniversario de boda y para la ocasión, Abel y yo, pudimos homenajearnos con una visita al nuevo restaurante de Diego Guerrero “DSTAgE para probar su propuesta gastronómica más actual.

Por mi parte ya tuve un primer encuentro muy agradable con sus creaciones en El Club Allard, el pasado octubre de 2013, en una de nuestras interesantes comida de Hermanas (días especiales en los que coincide que mi hermana Silvia y yo no trabajamos por la tarde, y podemos dedicarnos a conocer un poco más de la gastronomía Madrileña), antes que dicho chef colgara su chaquetilla/delantal en este restaurante.

En fin…

Pusimos la dirección en el Navegador: C/ Regueros nº 8 (28004 – Madrid) y en unos 40 minutos estábamos buscando aparcamiento para el coche. Aunque dicho así parece algo complicado, a mediados de agosto el centro de Madrid está llenito de huecos para aparcar.

– ¡Fantástico! ¡Qué suerte!

Porque supongo que en otras fechas…es probable que sea mejor buscar un parking por las inmediaciones.

Avanzamos tranquilamente por la calle indicada y:

– ¡Ostras! ¿Es este?

– ¡Pues no pone nada en la puerta! Pero yo diría que si…

– Pues echa un vistazo

DSTAgE

– Si, si, es éste el local. Casi nos lo pasamos, ¡Jejejeje!

16 de Agosto a las 14.30 horas:

Celebrando el 3º Aniversario de Boda.

Fuimos recibidos por una señorita muy amable y educada que nos invitó a ocupar un sitio cerca de la barra para empezar a tomar un aperitivo.

Nuestra mesa

Os dejo unos pequeños detalles de la zona del Bar:

Barra DSTAgE

Barra DSTAgE

Rinconcito

Rinconcito

Otro rinconcito

Otro rinconcito

Mientras te encuentras en esta zona puedes tomar lo que te apetezca para acompañar a los aperitivos que serán los primeros pasos de la experiencia. En mi caso opté por un cóctel fresco y dulce que se ofreció a traerme un muy amable camarero. ¡Muy rico por cierto!

Ángela cóctel

Durante ese compás de espera en el que Abel y yo charlábamos y disfrutábamos de nuestras bebidas nos informaron de las opciones posibles: Un menú corto y otro algo más extenso cotizados en 88 y 118€.

Nuestra respuesta fue:

– Hemos venido a jugar así que juguemos con el menú más largo. 🙂

En un par de minutos, nuestro primer aperitivo:

“Cañita helada con anchoa y aceituna”

Cañita Helada con Anchoa y Aceituna

Buena propuesta para empezar a relajarte, sentirte cómod@ y tener un primer contacto agradable, fácil de degustar y además muy muy veraniego: crujiente, salado, fresco…

¡Qué mejor que una cañita para sentirte a las mil maravillas! ¡Hmmmm!

Ya no hay marcha atrás, el paladar está a ralentí y llega el segundo aperitivo:

“Marisco del día: Zamburiña Bloody”

Zamburiña Bloody

Una presentación totalmente adecuada para un par de zamburiñas que parecen salidas directamente del barco pesquero y dispuestas en tu mesa todavía rodeadas por una ligera bruma matinal.

¡Ah! Que no estamos en el puerto de Vigo, vaya….jajajaja!!!

Reconozco que a mí las zamburiñas me encantan, y por tanto no soy objetiva, pero da un poco igual porque resumiendo “hay que probarlas”.

Una vez terminado este tercio, toca pasar a la cocina, donde el propio chef, que se encuentra dentro de la misma trabajando junto con sus demás empleados, te ofrece:

“Sandwich de Sandía Helada”

Sandwich de Sandia Helada

¡Qué ricooooo! Al verlo se me iluminó la cara porque ya lo había probado en el menú Seducción del Club Allard y me encantó su frescor, la textura y ese leve toque picante.

En esta ocasión muy bien acompañado con una Chelada Mexicana, una bebida refrescante compuesta por cerveza, limón y sal, que le viene al pelo.

Terminada esta segunda etapa en la mismísima cocina, se nos invitó a ocupar una mesa y así seguir disfrutando del menú. Nuestro espacio estaría muy cerquita, con vistas al patio interior a un lado y la cocina al otro. Me gustó mucho porque pudimos seguir viendo el ajetreo de los cocineros con la preparación de los platos y a la vez beneficiarnos de una muy grata luz natural.

Patio Interior

Detalle del patio interior

Otro detalle del patio interior

Otro detalle del patio interior

La mesa amplia, redonda, de madera, muy sencilla, sin mantel y sin adornos, al igual que la silla cómoda pero sin más excentricidades. El protagonismo lo tomarían los platos…nada más y nada menos que 10 y para concluir 3 postres.

Con todo el corazón

Con todo el corazón

Una bonita presentación, un concepto romántico y que intuyo va acompañado de la intención de transmitir que con la propuesta gastronómica se nos entrega parte de la esencia como chef del propio Diego Guerrero.

Fuera aparte de este simbolismo, que quizá no deja de ser nada más que fruto de mi imaginación, en este blanco corazón hay cabida para hígado de pichón envuelto en remolacha.

Mochi de huitlacoche

Mochi de Huitlacoche

Se trata de una fusión entre la tradición culinaria japonesa, con la elección del Mochi (pastelito de arroz con origen en el país del sol naciente) y la mejicana al utilizar el huitlacoche (un hongo parásito del maíz muy apreciado y utilizado en México).

La textura es un tanto extraña: blanda, gomosa, parecida al chicle, y el sabor es contundente, fuerte, enérgico. Todo un reto para algunos paladares.

En nuestra mesa tuvo un resultado contradictorio, por parte de mi marido recibió alabanzas y en mi caso debo reconocer que no entendí el concepto, es posible que me falte algún sabor que armonice la composición.

Ensalada de encurtidos

Ensalada de encurtidos

Con este plato creo que se da un giro rotundo y se posiciona al comensal en sabores más tradicionales, fáciles de interpretar retomando la sensación de frescor tan agradable que se había sentido con propuestas anteriores.

Mucho colorido y texturas varias que otorgan dinamismo y versatilidad a su degustación.

Torrija de pan tumaca

Torrija de pan tumaca

Tradición versionada tanto para el ojo como para el paladar, acompañada de una sardina ahumada que completaba este cuadro tan apetitoso. En boca todavía más elegante y sutil…te quedas con ganas de repetir.

Ravioli de alubias de Tolosa

Antes de dejaros la instantánea pedir mil disculpas por un gran clásico de mis reportajes gastronómicos: la glotonería que hace que antes o después me coma un plato sin hacerle la pertinente foto. Tuve que coger prestada la ración de Abel, que todavía tenía un par de detalles.

Ravioli de alubias de Tolosa

Como solución inicial había pensado en hacer un resultón fotomontaje con Photoshop pero…que mejor honra al propio plato que ver esa gran capacidad de seducción que por un momento me hizo dejarme llevar por el irrefrenable deseo de probarlo.

¿Hace falta que os diga que estaba delicioso???

Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata

Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata

Menos mal que con el patinazo anterior estaba concienciada a no volver a caer en la tentación porque llegados a este punto hubiese sido muy fácil.

Se trata de un clásico del chef y se nota que tiene cogida la justa medida a todos los componentes del plato, dando un resultado muy agradable, rico y gustoso.

Cococha de bacalao al pil-pil

Cococha de bacalao al pil-pil

Ya lo he compartido en otras entradas, a mi el bacalao “como me lo pongan” me encanta pero en esta ocasión estaba un poco desesperanzada porque justo la cococha no es mi fuerte. Esa textura gelatinosa…suele desagradarme.

Pues en esta ocasión: NO, no sólo no era desagradable sino que en su conjunto terminó siendo mi plato preferido.

Me gusta mucho rectificarme a mí misma en cuanto a mis gustos, y descubrir que algo que me hacia poner caras raras ahora me hace decir: ¡Hmmmmm!

Estructuras blandas y crujientes de la ternera

Estructuras blandas y crujientes de la ternera

Con este plato la responsable de sala que nos estuvo atendiendo durante la comida, nos propuso probarlo primero y con posterioridad explicarnos su composición.

Manos a la obra: un aroma muy agradable que dejaba intuir los sabores que iban a destacar y una textura similar al tocino en la parte inferior. A mi me trajo recuerdos del pan pringado en el tocino que echaba mi madre al cocido (cuando yo era pequeña) y que me pirraba.

Una vez terminada la última miguita vendría la respuesta correcta.

– No, no es tocino. ¡Son tendones!

– ¡Pero si a mí no me gustan los tendones! Vaya, vaya…una segunda rectificación en gustos porque ahora ha quedado comprobado que SI me gustan los tendones.

¡Jajajajaja!

Bonito del norte con marinada coreana

Bonito del norte con marinada coreana

Otra creación espectacular, con un toque ligeramente picante, acompañado por unos mini jalapeños y esas hebras que parecen azafrán pero que no lo son (ahora no recuerdo el nombre que nos dijeron).

Jugoso, sabroso, delicioso…menuda fusión!!

Pichón a la brasa con mole trufado

Pichón a la brasa con mole trufado

Con este plato terminamos el tercio volviendo a la carne, en este caso Pichón, con un punto de cocción perfecto y que se encontraba rodeado de una salsa que le hacía brillar aún más.

Aunque en mi escalera de valores, los pescados presentados se encuentran situados unos cuantos escalones por encima, las estructuras y el pichón son dignos merecedores de todos mis respetos y mi admiración.

Es el momento de entrar en la fase dulce de la experiencia y mí favorita: LOS POSTRES.

De siempre he sido muy golosa y una gran comida debe terminan con por lo menos un delicioso postre que ponga el broche perfecto a la sobremesa.

Como ya adelanté antes, serían 3 los broches:

El bosque

El bosque

Este postre es una versión de su sobradamente conocida “Pecera” y que para mí es una preciosa creación.

En esta ocasión, es una escena del bosque y no del mar, pero igualmente todos los componentes de dicha escena son comestibles y además están riquísimos.

Es posible que para algún comensal el plato tenga un aspecto infantil y eso le condicione para valorarlo injustamente, pero para mí es una muestra de ternura y del niño que todos llevamos dentro (o deberíamos).

Palomitas de maíz con tocino de cielo y fresas

Palomitas de maíz con tocino de cielo y fresas

Propuesta muy versátil: fresca, dulce, salada, con sus detalles crujiente. Un toque de fruta que se agradece…

Rico, rico.

Madre mía llevamos la friolera de 15 degustaciones y hay que dejar sitio para la última:

Ajo morao

Ajo morao

Sorprendente (no quiero adelantar nada más) el sabor del ajo morao que sirve para poner punto final al menú.

A mí me hace falta una infusión para armonizarlo todo y terminar la propuesta gastronómica de Diego Guerrero con el cuerpo feliz.

Mi te

El regalo que nos hemos hecho para celebrar nuestro tercer aniversario de boda ha estado a la altura de la ocasión.

Muchas gracias al equipo completo de DSTAgE

Menu

Volveremos…

Foto final