¡No quiero ser una mujer perfecta! ¿Y tú?

¡No quiero ser una mujer perfecta! ¿Y tú?

Llevo tiempo observando que la mayoría de las mujeres ejercemos hacia nosotras mismas un nivel de exigencia desmesurado.

Si echamos la vista atrás la mujer era el sexo débil y no tenía  derecho a participar de la misma manera que un hombre en la vida, quedando relegadas sus funciones al cuidado de la casa, del marido y los hijos. 

Es evidente que la posición en la que el universo femenino se encuentra actualmente es radicalmente diferente…más positivo y libre.

Me congratulo enormemente de ello puesto que las mujeres servimos para muchas más cosas que cuidar estupendamente de nuestros hogares y familia.

Lo que me genera cierta desazón es ver en el punto en el que nos encontramos ahora mismo.

Me explico:

Es comprensible que una mujer tenga deseos de poder estudiar, conocer mundo, tener un trabajo donde desarrollar su potencial, ser madre, tener una pareja que la aporte respeto o en realidad permanecer soltera sin que por ello se generen críticas ácidas sobre su persona. Todos estos objetivos son loables.

Lo que ya no me gusta tanto es que intentando conseguirlos pierda su genuina personalidad, su capacidad de sentir, olvide sus valores, manipule su sensibilidad y emotividad, y cree un personaje de sí misma que se convierta finalmente en una identidad real que haya sacrificado el alma intentando demostrar al resto del mundo que es una mujer perfecta. Eso me da muuuucha lástima.

Quizá fruto de esta sociedad, que de vez en cuando muestra trazas de inhumana e insensible y que casi siempre revela claramente el alto grado de competitividad intrínseco, las personas perdemos la coherencia al igual que se perdería la seguridad ante la posible llegada de un tsunami.

El caso es que independientemente de todo, no debemos perder el punto de equilibrio entre todo lo que nos rodea.

Ahora mismo las mujeres actuales se exigen un nivel de perfección que las puede llevar a convertirse en meros robots obedeciendo órdenes internas e intentando pasar un examen diario que las haga merecedoras del título de: mujer perfecta (guapa, atractiva, seductora, joven, inteligente, resolutiva, independiente, con un buen trabajo, deportista, sana, amante/esposa, hija-madre-tía-sobrina-abuela ejemplar, amiga de sus amigas, controladora de la estabilidad del hogar, aventurera, buena cocinera, lectora incansable de las últimas novelas publicadas, actualizada y a la última en todas las tecnologías del momento:bloggera, twittera, facebookera, etc..)

Desde mi punto de  vista hay que relajarse un poco porque con ese nivel de exigencia es posible que todo se nos vaya de las manos.

Yo observo el mundo y en ocasiones veo a mujeres demasiado obsesionadas con la perfección, y eso va unido a conseguir cumplir perfectamente los siguientes puntos:

1.- Mantener un físico de escándalo (dietas, sesiones maratonianas de gym, si queda algún gramo en tripita, cintura, cadera o cartucheras hay que enfundarse en una faja “quita el aliento” que en cuestión de segundos hace perder “visualmente” dos tallas de contorno, si la faja no gusta existen otras opciones también efectivas,  se puede invertir cierta cantidad de dinero en productos cosméticos como cremas  hidratantes, nutritivas, anti celulíticas, anti estrías, reafirmantes, tonificantes, anti ojeras, anti bolsas, anti arrugas, serum, contorno de ojos aunque si se requiere rapidez lo mejor es la “cirugía”: mesoterapia, radiofrecuencia, aumento de pecho, abdominoplastia, liposucción, botox, y mil doscientos cincuenta y tres tratamientos quirúrgicos posibles).

2.- Mostrarse siempre impecables ante cualquier ocasión teniendo al alcance un amplio vestuario (para estar en casa, ir a trabajar,  fiestas,  salir a cenar con amigos, disfrutar del campo o mar), un  número casi ilimitado de complementos, zapatos (peep toes, botas, bailarinas, sandalias, mules, plataformas, cuñas, espartos, de salón, chanclas, deportivas, alpargatas), productos de maquillaje y peluquería en todas sus versiones posibles. Y por supuesto estar preparada para cualquier inclemencia, contratiempo o situación imprevista. Para ello el bolso (gran aliado) estará equipado con todo lo necesario: pañuelos, kit básico de maquillaje y manicura, toallitas anti brillos, tiritas, paracetamol, ibuprofeno, antiácido, el compeed ampollas para cualquier rozadura del zapato, kit de higiene dental,  compresas, tampones y toallitas higiénicas, unas medias de repuesto o dos por si se rompe la de repuesto, spray anti-manchas, laca, peine, horquillas, suero fisiológico para los ojos, toallitas desodorantes, un preparado de costura con su tijera, aguja, hilos varios, imperdibles y botones, chicles, caramelos,  una barrita energética, el cuelga bolso, un par de bolsas de plástico bien dobladas… Y seguro que me olvido algo. Vamos que un bolso de estos nada tiene que envidiar a la tripa de Doraemon. Lo único negativo es que llevarlo colgado sobre el hombro provocará con el paso del tiempo una desviación de la columna inevitable. 🙂

3.- Demostrar ser la mejor de las madres. Ejercerán un absoluto control de cada gesto, movimiento, parpadeo, pipí o popó, eructo, sonrisa o lagrimita que su hijo dé a lo largo del día. Será primordial conseguir que el bebé acabe completamente las tomas del desayuno, comida, merienda y cena que previamente han sido elaboradas con los ingredientes pesados en la báscula digital para que las medidas de cada alimento sean perfectas. Por supuesto que su niñ@ será el que vaya 2 percentiles por delante de la norma, el que haga cosas más llamativas para la edad que tiene, el que está mejor alimentado, mejor cuidado, al que no le asoma nunca un moco por la nariz, el que duerme en la habitación más preparada para su descanso y decorada con los detalles infantiles más adecuados, el que se duerme y se despierta a las horas indicadas por el pediatra con una precisión milimétrica y controlado todo ello con un reloj suizo.

Según sus hijos crezcan, supervisará de una manera rigurosa, inflexible y severa  su comportamiento, actitud, crecimiento, desarrollo tanto físico, como intelectual, mental y personal, no dejando ni un cabo suelto que pueda provocar descontrol en la supuesta eficacia de su método para asumir  responsabilidades maternales. Posiblemente impida la espontaneidad que estos niños deberían tener en su día a día, en el nacimiento de su personalidad y en el desarrollo de su carácter todo ello para seguir teniendo la batuta bien retenida y diploma de supermadre.

(En este punto debo decir, que yo también soy madre y comprendo que un hijo es lo más importante del mundo. Ser madre es la tarea más seria a desarrollar por una mujer y debe intentar hacerse con todo el amor, cariño, dedicación y esfuerzo, cuidando de hacerlo lo mejor posible para garantizar que el pequeño tenga una infancia, adolescencia, pubertad y juventud sana y adecuada pero…sin promover que eso sea un escaparate para pavonearnos o quitar el protagonismo al propio niñ@) 

4.- Presentar un perfil laboral magnífico liderado por un currículum digno de enmarcación adornado con un listado de recomendaciones de antiguos superiores. Ante esta faceta la perfección debe quedar demostrada contra viento y marea, y verificada la capacidad de resolución ante las responsabilidades inherentes al puesto desempeñado. Suele hacerse gala de la competitividad y agresividad en el trabajo en equipo, donde primordial es evitar que quede alguna duda ante la afirmación contundente y rotunda de ser ella la opción más eficaz de toda la plantilla. Cada minuto en el puesto laboral será un escaparate a su eficacia, eficiencia, efectividad, validez y brillantez. Cualquier error, fallo o equívoco puede hacer tambalear esta etiqueta honorífica de mujer 10.

5.- Disfrutar de una vida amorosa digna de la envidia de todas las demás féminas de este mundo y de los mundos paralelos que puedan existir. Muy importante distribuir una imagen de pareja idílica en la que no falte un marido/novio guapísimo, elegantísimo, atento, bien situado, con éxito profesional, deportista, con buen humor, inteligente y que constate con cada pestañeo y mirada su amor eterno. Este punto a cumplir por la mujer perfecta es complicaete porque no depende únicamente de su implicación sino que basa su éxito en que sea la propia pareja la que transmita a través de su forma de vivir que ella es el ser más maravilloso del planeta.  En realidad hay un buen porcentaje de hombres maravillosos, admirables con virtudes dignas de grandes elogios pero una mujer perfecta es evidente que necesita a su lado al hombre perfecto y…¿Esto es posible? (me refiero a la perfección que la mujer perfecta necesita a su lado, no a lo que yo entiendo por hombre perfecto).

A estos puntos se les podrían unir otros muchos pero prefiero parar aquí para no seguir aumentando presión, que ya es mucha.

Quizá los problemas aumentan considerablemente cuando esta mujer que se auto exige tantísimo, que invierte todo su esfuerzo en convertirse en inmejorable, se pone a examen. Es entonces cuando analiza todos sus movimientos y se pone a corregirlos. Por supuesto que será severa, estricta y dura consigo misma, no podría ser menos. Analizará bajo el microscopio de sus ojos los errores cometidos, y posiblemente su autoestima será la más perjudicada, pasando de sentirse casi una diosa a deducir que es un mujer imperfecta incapaz de conseguir la admiración del resto, y lo que es mucho más importante la admiración propia.

Reconozco que en algunos puntos de los detallados yo también he sido tentada por ese intento de la excelencia pero…además de agotador es absolutamente IMPOSIBLE. De humanos es la imperfección y también la capacidad de aprender y mejorar aunque sin perder el control de lo que resulta adecuado, lógico, conveniente y saludable.

Me gustaría terminar animando a todas mis vecinas de este mundo para que sean buenas consigo mismas, y se permitan ser condescendientes:

NO ES NECESARIO SER UNA MUJER PERFECTA…ES PERFECTO SER UNA MUJER FELIZ 

 

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

¿Te apuntas a mi plan de amor?

¿Te apuntas a mi plan de amor?

¡El mundo está patas arriba!

Los acontecimientos negativos se reproducen como champiñones en un campo de cultivo bien abonado.

¡No puede ser!

No podemos participar en esta situación siendo el abono.

Quizá no nos damos cuenta pero así es, nuestros actos y nuestra actitud hostil generan un caldo de cultivo donde la maldad, el odio, el rencor, la envidia y por supuesto la agresividad van cargando el ambiente de electrones, miles, millones de electrones que rodean el mundo de negatividad.

Es cierto que existe solidaridad espontánea para responder y ayudar después de los desastres, de las tragedias pero…

¿Hay que ver cara a cara el sufrimiento ajeno para que nos salga amor del corazón?

plan de amor

¡No debería ser así!

Y si es así por favor hagamos algo para cambiarlo.

Seamos capaces de “todos los días” transmitir buenas sensaciones a las personas con las que compartimos el mundo, seamos 100% intolerantes al odio, a la envidia, al rencor, a la maldad y a cualquier tipo de expresión de violencia.

Empezar el día con una sonrisa es muy saludable y especialmente reconfortante cuando ves es el efecto que tiene en los demás.

Evitemos alimentar las emociones negativas, nada de críticas destructivas, de celos infundados, de envidias descontroladas, provocaciones malintencionadas o comportamientos donde la agresividad verbal o corporal domina la situación.

Enfrentemos los contratiempos de cada día con ingenio, coherencia, racionalidad y capacidad de resolución.

Hay que crear entre todos una armonía global que haga de este mundo un lugar donde reine el bienestar y el amor, y dónde la alegría y por supuesto la felicidad sean protagonistas de cada nuevo amanecer.

Por mi parte os lanzo una invitación.

Mi plan de amor tiene la siguiente composición: “100% Amor y 0% hostilidad”

Yo voy a participar…

Te apuntas

Lo peor que puede pasar es que con todo nuestro amor el mundo se convierta en un lugar mucho más agradable donde vivir.

Plan de amor para compartir

Anímate y participa…. “Se uno de los protagonistas de la acción”

Un mundo mejor MAFALDA

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Valhalla Experience: Cena especial 4º aniversario de boda

Valhalla Experience: Cena especial 4º aniversario de boda

Día a día, semana a semana, mes a mes compartiendo la vida, y otra vez ha llegado nuestro aniversario de boda.

¡Ya es el cuarto!

No puedo más que sentirme agradecida con la vida y con las maravillosas personas que hacen mi mundo tan feliz. (Frase que suena muy pastelosa pero que es una realidad emoticon6)

Gracias champi por acompañarme en este paseo, casados cuatro años y juntos muchos más…  emoji-heart emoji-heart emoji-heart

Para celebrarlo barajamos varias opciones, ir al restaurante en el que celebramos nuestra boda civil, buscar un estrellado restaurante en Madrid, subir al local de Carlos dónde nos sentimos cómo en casa.

¡Todas buenas opciones!

Pero de repente nos llegó una noticia: ¡Nuevo restaurante en El Escorial!

“Una amiga de…ha estado allí…tienen menú degustación…ha salido encantada… No hace un mes que lo han abierto…”

¡Música para nuestros oídos!

Algo nuevo, diferente y a escasos 400 metros de casa.

Mi hermana nos pasó la información de contacto:

Valhalla tarjeta

Intenté encontrar algo de información por internet y sinceramente no encontré mucha: Una página web en construcción, un perfil de Facebook con alguna foto colgada por anteriores comensales pero ningún detalle del menú que ofrecían ni tampoco de los precios.

Por un momento me lo estuve pensando emojiconfused (ir a un restaurante sin ni siquiera conocer el precio es un poco arriesgado, nunca sabes si se te escapa del presupuesto).

Cómo se trataba de un aniversario, nos lanzamos…

Una llamadita y reservado.

¡Por fin llegó el viernes noche!

Salimos de casa 5 minutos antes, no nos teníamos que preocupar de buscar parking y podíamos tomar vino y copa sin problemas.

¡Qué lujo!

Entrada Valhalla

Así la primera impresión se me antoja positiva. Es una puerta bonita, con un logo muy llamativo. Sinceramente sorprende un diseño tan currado, lejos de lo acostumbrado en los locales de El Escorial.

Una vez dentro siguen las buenas sensaciones, os dejo algunas fotos:

Valhalla Experience Salón Comedor

Detalle del mural y del salón.

Valhalla Experience Comedor

Pared de piedra vista

Valhalla Experience Mural Pared

Otro detalle del mural

Cómo podéis comprobar el interior está lleno de detalles, todos ellos con buen gusto:

Detalle decorativo

Detalle decorativo

Aunque el restaurante se encuentra a pie de calle y dispone de amplios ventanales, la intimidad del comedor está a salvo de miradas curiosas.

Una vez en el interior fuimos atendidos amablemente por la responsable de Sala que nos ubicó en la mesa correspondiente. Nos presentó el menú y nos ofreció dos opciones: un menú degustación largo y otro un poco más reducido. También nos informó que existía la alternativa de maridar el menú.

Sin pensarlo mucho (más bien nada) decidimos elegir el menú largo y el maridaje.

Una vez elegido esto: 6 entradas + pescado + ave + carne + postre con maridaje, se nos informó que en pescado/ave/carne teníamos dos posibles elecciones, pero que nos ofrecían elegir cada uno de nosotros una de ellas y así poder probar el 100% de los platos.

¡Estupendo! ¡Genial! ¡Una gran alternativa!

Por supuesto que nos decantamos por probarlo todo.

A continuación os dejo un completo reportaje fotográfico de los platos con breves reseñas porque no quiero saciar toda vuestra curiosidad.

Mejor… ¡Id a probarlo! wink

Primer asalto: Aperitivo y 6 entradas

Valhalla Experience Aperitivo Menu degustación

Valhalla Experience Menu degustación entrada 1

Segunda entrada menu degustación Valhalla

Tercera entrada menu degustación Valhalla

Cuarta entrada menu degustación Valhalla

Quinta entrada menu degustación Valhalla

Sexta entrada menu degustación Valhalla

En esta primera parte, compuesta por un aperitivo y seis degustaciones variadas, podemos catar desde salmorejo, ajo-blanco, parrochas, risotto o unas sabrosas bravas hasta una brandada, un foie acompañado de un curioso helado o unos atípicos huevos.

Segundo round: “Pescados”

Salmón con costra Valhalla

Ceviche Valhalla

En el caso de los pescados al igual que con las aves y la carne, tenemos que compartir los platos ya que hemos optado por probar las dos opciones posibles.

¡No hay problema!

Cómo se puede comprobar la cantidad no será ningún inconveniente.

Os daré unas pistas para los pescados: un plato de salmón con costra y otro de potente ceviche.

Llegados a este punto en Valhalla te ofrecen una bebida refrescante que además tiene otras propiedades para el paladar:

Frasquita

Un pequeño descanso antes de la siguiente etapa…

Tercera parte: Aves

 Ave menu degustación Valhalla

Magret menu degustación Valhalla

He de reconocer que no recuerdo datos del ave protagonista de la primera foto confused-emoji. Aunque no me falla la memoria al decir que estaba bien acompañada por una escalibada.

Después tocó el turno al magret. ¿Qué tal pinta le ves?

Cuarto episodio: Carnes

Ravioli menu degustación Valhalla

Tartar menu degustación Valhalla

Es verdad que se trata de un menú contundente, y en este momento de la degustación hay que hacer un hueco al ravioli relleno y a un tartar.

¡Id entrenados!

Y llegó la hora de…

El Postre

Postre menu degustación Valhalla

¡¡Pero bueno!! neutral-face

Tanta variedad de entradas, pescados, aves, carne… ¿Y un sólo postre?

¡Con lo golosa que soy yo!

¡Con lo mucho que disfruto en los menús degustación cuando te ofrecen más de uno!

Es cierto que mi estómago estaba completo pero… Los postres son mi perdición.

Aprovecharé la oportunidad que me ofrece mi propio blog innocent-smiley para proponer al chef que incluya un postre más en el menú.

Luego para asentar este festín una infusión para mí y un café con hielo para Abel.

¡Era necesario!

La casa nos obsequió con una copa que nos tomamos tranquilamente y así ponerle el broche a la cena.

¡Un gran detalle!

Haciendo balance, una noche muy agradable descubriendo una oferta gastronómica diferente, moderna, creativa y arriesgada de manos de un joven chef: Héctor Checa Aparicio, que bien merece recibir vuestra visita.

“Valhalla Experience…”

Sin duda una nueva opción que sale de los cánones establecidos en El Escorial.

Por mi parte os he dejado algo de información, no tan detallada cómo en otras experiencias gastronómicas (Coque, ABaC, D’Stage, Goizeko Wellington, restaurantes ampliamente conocidos y comentados) para que os animéis a ir a desvelar las texturas, sabores y aromas que hay detrás de las imágenes que os he compartido.

Y después me podéis comentar vuestra opinión…

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Comida Especial con mi hijo en Goizeko Wellington

Comida Especial con mi hijo en Goizeko Wellington

Hace unas semanas fue el aniversario del día en el qué, mi querido padre realizó su viaje al otro lado…

Sinceramente, cada día le echo más de menos.

Me encantaría poder disfrutar de su compañía y sobretodo, que él pudiese ver como mi madre, mi hermana, mi hijo y yo hemos ido avanzando por la vida.

Debo decir que me siento muy agradecida con el destino por haberme concedido el honor de tener un Gran Padre.

Sin duda alguna “él es la mejor persona que he conocido…”

Cada vez que llegan fechas señaladas la nostalgia se acrecienta, pero en vez de dejarme llevar por la tristeza, yo opto por valorar la suerte que tuve.

Me invade un orgullo de hija feliz.

Lamentablemente, no todo el mundo está contento con el progenitor que le ha tocado en suertes pero en mi caso es todo lo contrario.

El caso es que esas fechas en las que mi deseo es honrar a mi padre, suelo hacerlo disfrutando de momentos especiales con mi hijo (los que han leído mi anterior entrada pueden entender por qué).

Supongo que esto debe tener un trasfondo psicológico, pero…es algo que me aporta muy buenas sensaciones y me hace feliz así que lo seguiré haciendo 🙂

En fin, el pasado 15 de mayo invité a mi hijo Adrián a comer en mi restaurante favorito: Goizeko Wellington.

Es curioso que aún no le había llevado a este restaurante, y eso que solemos darnos de vez en cuando algún caprichito gastronómico.

Llegamos y cómo siempre fuimos recibidos con toda amabilidad.

Adrián llegó con un brote muy activo de alergia y tuvo que ir un par de veces al baño antes ni siquiera de pedir los platos.

¡Pobrecillo!

Hacía bastante que no les visitaba, un par de años fácilmente…

En ese tiempo he ido conociendo otros restaurantes (Viridiana, La Terraza del Casino, Coque, Piñera, Alabaster, Club Allard, DStage, Dos Cielos, Abac, etc…). Y después de estas variadas experiencias me ratifico:

“Mi restaurante favorito es Goizeko Wellington”

La carta es muy amplia, variada, con platos de temporada y propuestas destinadas a agradar a todos los paladares.

Nosotros nos decidimos por disfrutar de unas de entradas:

–  Gamba Roja  –

Gamba Roja Goizeko

– Huevos poché sobre puré de patata, hongo y salsa de trufa negra

huevo

–  Viera con cigala  –

Viera con Cigala Goizeko

Y después un plato principal para cada uno…

¡Qué barbaridad!

Todo suena tan bien que uno pide más, de lo que el estómago puede alojar.

Merluza rellena de carabineros

Merluza rellena

Taco de atún rojo

Taco de Atún con Tomate

Para ser sinceros, lo sensato hubiese sido plantarse aquí y tomar una infusión o un cafecito pero…

¿Cómo te vas a ir sin darle un capricho más al paladar y degustar un buen postre???

Eso no sería lógico, normal ni coherente y menos si lees la carta dónde se exponen todas las opciones disponibles.

Por mi parte lo tuve clarísimo:

Frambuesas con helado de leche merengada y salsa de yogur

Frambuesa con helado de leche merengada y sopa yogur

Canutillos de Bilbao

Canutillos de Bilbao

Ya sólo queda ponerle un broche final con una infusión que allí hacen a las mil maravillas:

– Té Moruno –

Riquísimo

Para acompañar esta extensa y grata comida elegí (de entre una extensa, variada y completa carta) uno vino blanco con crianza (uva Sauvignon blanc) de Bodegas Hispano-Suizas de la zona de Utiel-Requena llamado “Impromptu”, al que el sumiller me dio su OK.

A mi poco entender…

¡Fue un acierto!

Para concluir y no daros más envidia sana, concluiré diciendo que fue:

“Un almuerzo muy especial, inmejorablemente acompañada de mi hijo Adrián y disfrutando de una excepcional comida y un esmerado servicio”

nosotros

Gracias a Goizeko Wellington por la parte que le toca 😉

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Mi gran SOL: Adrián

Mi gran SOL: Adrián

La relación madre e hijo es especial.

Un hijo es como el Sol en el Universo de su madre.

Evidentemente no siempre ese sol brilla y da calor.

En algunas ocasiones hay nubecillas, nubarrones que provocan aguaceros, incluso tormentas tropicales que se desarrollan hasta poder convertirse en huracanes de diversa categoría.

Hay etapas que pasan los hijos que son tremendas…

edad-del-pavo

La famosa “Edad del Pavo” es capaz de acabar con la paciencia, serenidad, la templanza, perseverancia y estoicismo de cualquier mama amorosa y dedicada a su retoño. Además es un periodo tan largo que no se ve fin.

Uff!!!!

Temible adolescencia

En fin, yo ya estoy concluyendo esta etapa de mi querido Adrián.

Mi pequeñín ya tiene 19 años y aunque se vislumbran el hombre que va dentro sigue habiendo momentos (cada vez menos) en los que reaparecen destellos de niño pequeño.

Cómo cualquier madre, me siento humildemente orgullosa de él.

Es un chico especial: sensible, cariñoso, alegre, nervioso, leal, amable, risueño, romántico, generoso, agradecido, protector, solidario, indulgente, extrovertido y con un toque de rebeldía “manejable”.

Tiene sus defectos, está claro. Pero a día de hoy son mayores las virtudes 😉

Me hace sentir muy afortunada cuando puedo disfrutar de esas situaciones en las que me brinda su apoyo, pone a mi disposición sus oídos para escuchar mis quejas, mis lamentos, mis tristezas, y finalmente se lanza a darme sus consejos.

Siempre unos consejos muy sabios, muy medidos, especialmente orientados a mi manera de ver la vida, a mi manera de sentir y pensar.

Aunque me arriesgo a que nadie me crea, desde hace muchos años ya, para mí Adrián es como un gran “GURÚ” (comparto con vosotros una entrada que escribí en 2008 hablando de ello).

Es sorprendente la capacidad que pueden llegar a tener sus palabras en algunos momentos.

Creo que me conoce al 100%

Será por eso que también tengo la gran suerte de poder contar con su confianza, y cuando él necesita apoyo, comprensión y buenos consejos, recurre a mí.

Esto último me hace sentir muy feliz.

Mi gran deseo es que todo siga igual y mejorando…

Deseo contar con esa complicidad SIEMPRE.

pickerimage

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada