Amor… ¿En cuerpo y alma?

Amor… ¿En cuerpo y alma?

El amor siempre es un tema interesante y que da pie a larguísimas conversaciones.

Bueno…

¡No para todo el mundo!

¡Es cierto!

Hay a quien le interesa tres pimientos el amor, ni siquiera se lo plantea como un tema de conversación y mucho menos pierde el tiempo pensando en algo tan superfluo o ñoño.

¡Hay gente para todo!

En mi caso creo que ya he escrito varias entradas sobre el AMOR, y como decía mi abuela:

“Lo que te rondaré, morena”  (amenazo con insistir largo y tendido en reiteradas oportunidades que me surjan al paso).

En esta ocasión, estoy divagando entre las intensidades o tipos de amor y, por qué o cómo, o sabe Dios qué.

Ya veis que lo tengo todo muy organizado y estructurado en mi cabeza.

¡Ejem!

Me lanzo a dialogar con vosotr@s sobre el tema y exponeros mis opiniones al respecto.

Después de darle al coco creo que el amor es un poco como los colores, se expresa en diferentes tonalidades.

¿Cómo? What? 何ですか?

A ver…

Creo que hay un amor puro al 100% del cual se conoce su existencia pero que nadie ha sido capaz de mirar cara a cara, sentirlo en sus adentros o verlo brillar por la mañana cómo si fuese el Astro Rey.

Es impepinable deducir que el amor tiene su propia forma de expresarse, moverse, hacerse notar, atravesar corazones, manipular pensamientos y voluntades.

En definitiva tiene un poder máximo y yo diría, que las versiones más puras son incontrolables para el ser humano.

Fuera aparte de esta expresión del amor, lejos de la conciencia humana, creo que existen tonalidades, grados o tipos de amor.

Un amor que catalogaría de tonalidad rojo pasión, y que se caracteriza por ser AMOR de CUERPOS.

Ese amor a lo más físico y que entra por los sentidos: la vista, el olfato, el oído, el tacto y el gusto.

Quizá un amor básico dónde los haya, casi irracional, dominante, que genera un impulso dentro de uno mismo, una reacción química que enciende las llamas del deseo y cuyo fin simple es la satisfacción corporal, el placer de los sentidos, el disfrute de sensaciones que chisporrotean internamente y transmiten una felicidad muy efímera pero también, adictiva.

Este amor une a las personas con un lazo que se crea por la atracción física, por la belleza de las formas corporales y por la propia naturaleza humana que experimenta una conexión especial….

Aquello que algunos llaman “la química”.

Considero que en este caso, tratamos con un tipo de amor que tiene mucha fuerza, un caudal de energía contenida intensa pero un porcentaje bajo del amor puro descrito al principio, lo que en la mayoría de los casos provocará que tenga una esperanza de vida corta, intermitente e incontrolable.

Puede darse el caso que con el transcurso del tiempo y el conocimiento entre ambas partes, más allá de sus cuerpos, este amor evolucione a otra tonalidad diferente, pero no hay garantías de que eso ocurra.

Un amor de tono pastel, rosa o azul cielo, caracterizado por ser AMOR de ALMAS (emparentadas físicamente).

Este es un amor que hace su entrada por la puerta grande: el corazón.

Hay veces que ese amor, ya está dentro de nuestro corazón cuando la conciencia empieza a despertar. Se trata del amor a nuestros padres, y en su grado máximo el amor madre/hijo.

Ese lazo nace con el primer rayito de creación, de existencia y se va fortaleciendo durante los 9 meses restantes o hasta el momento del nacimiento.

Un amor suave, dulce, consciente, racional, que busca la armonía, cuyo fin es el disfrute común de momentos especiales, experiencias vitales en las que se participa de forma familiar.

Amor que una vez fortalecida la raíz, se ramifica en orgullo, ilusión, autoestima vigorosa, sentimiento de satisfacción vital, plena felicidad.

Un amor con alto grado de pureza, calidad y durabilidad y que, en circunstancias normales, tiende a acompañarnos durante toda nuestra existencia.

Un amor de tono verde esmeralda, caracterizado por ser AMOR de ALMAS (de diferente especie física).

Seguro que suena raro, pero lo explico…

En este amor verde esmeralda unifico el lazo amoroso que une a una persona con su mascota, a una persona con un lugar.

Seguro que alguien dirá…

¿Pero una animal o un lugar tiene alma?

¿Quién lo duda?

Yo, por supuesto estoy firmemente convencida que los animales y los lugares tienen alma.

Eso que se denomina “KI-Qi-Chi” (flujo vital de energía).

Se trata, también, de un amor que hace su hogar en el corazón, y que cuando se siente, viaja por el torrente sanguíneo distribuyendo alegría y bienestar por todos los rincones.

Un lazo entre un corazón humano y otro del reino animal, e incluso entre corazón de persona y flujo vital de un punto concreto del planeta.

¡Guau! (nunca mejor dicho, eh?)

¡El que no lo haya sentido nunca, se lo pierde!

Un amor de alma, que con esa alegría y buenas sensaciones termina influyendo en el cuerpo y en la mente.

¿Tanto por ciento de pureza?

Pues muy alto ¿Verdad?

¿Durabilidad?

¿Toda una vida?

Un amor tono violeta, un AMOR especial entre ALMAS y vetada a CUERPOS (quizá almas emparentadas).

Una sensación casi mágica, espontánea y extraña que crea un lazo entre dos personas y que en ningún caso tendrá un punto de conexión físico, básico, corporal o sexual.

Un amor entre personas que pueden ser de cualquier sexo y que vais a entender en cuanto os diga:

“Parece que nos conocemos de toda la vida, de otra época, de otra vida pasada”

“Siento que es como si fuese mi herman@”

“Siento un amor muy profundo y especial por él/ella, pero no como pareja”.

No todo el mundo llega a tener la suerte de sentir ese amor violeta, pero ese lazo suele ser eterno y de extrema pureza, inalterable

¿Toda una vida?

En este caso incluso más.

Un amor plateado con perfiles iridiscentes y toques de todas las variedades cromáticas, el AMOR en CUERPO Y ALMA,

El amor más perfecto que puede existir entre personas.

Un amor puro y únicamente posible entre cuerpos con almas perfectamente adheridas y con la capacidad de entender el amor desde su propia naturaleza.

Yo diría que este amor plateado, es a su vez, una fuente de más amor, capaz de iluminar a su alrededor.

Lamentablemente no todos los seres humanos son capaces de cobijarlo.

¿Por qué? ¿Cuál es el motivo?

Sencillo…

Condición indispensable que la persona distinga entre su CUERPO, su ALMA e incluso su MENTE y se encuentre capacitada para gestionarlas con voluntad, criterio, coherencia, racionalidad, espiritualidad, respeto, honestidad y moralidad.

¿Os acordáis eso que decía Décimo Junio Juvenal ‘Mens sana in corpore sano?

Pues añadiendo a eso un Alma sana.

Y algo muy pero muy importante…

Ser una persona generosa, capaz de compartir todo esto con alguien a quien se considera tan especial, que lo merece y además lo acepta.

Existen personas que en todo el grueso de su vida serán incapaces de captar este tipo de amor, otras que por momentos tendrán dicha capacidad y podrán disfrutarlo, sentirlo y hacer de ese amor un compañero de vida.

Creo, que esta capacidad se puede adquirir si se pone interés en el aprendizaje sobre el amor, si en cada experiencia amorosa, sea del tipo que sea, la persona observa, aprende y muestra decisión clara de introducir en su vida el amor como motor de felicidad.

Pero…

¡Hay que querer!

Y hay que estar dispuesto a esforzarse por ello, invertir tiempo, ganas, ilusión e incluso fe.

Estoy segura de que este amor plateado lo merece y me encantaría ver a muchas personas lanzándose al vacío para experimentarlo y disfrutarlo.

¿Qué bonito, verdad?

Amor en CUERPO, ALMA, MENTE.

En definitiva una persona que esta en sintonía con el amor más bello al 100%

¿Te animas?

Sigamos con el siguiente tipo de amor, y con este cierro mi lista.

Un amor de matices amarillos-anaranjados-verduzcos transmitiendo sensación de AMOR enfermo, típico entre CUERPOS/MENTES.

Se trata de un  amor enquistado, caducado pero que no ha sido tratado con honores durante el final de sus días y que reaparece transformado, enmohecido y causando todo tipo de problemas.

Es el triste rastro de un amor (posiblemente rojo pasión) o un amor que hubiese podido convertirse casi en plateado, y que fruto del desinterés ha sufrido una mutación y se ha convertido en peligroso, dañino y responsable de actos que la razón o la coherencia no darían por aceptables.

Hablamos de un lazo que unía personas que se quisieron.

Un lazo que debía de haber sido desunido, pero que quizás, por la obstinación de una o ambas de las partes, sigue generando una acción que en la actualidad es lamentable o avergonzante.

Este tipo de amor ya no es tal, sino que se ha convertido en el amor oscuro, la antítesis del amor o lo que algunos entienden por odio.

A su paso, va dejando un rastro de malas experiencias y sensaciones desagradables.

A su paso genera emociones destructivas: rencor, rabia, resentimiento, animadversión o saña.

Si en algún momento sientes este tipo de amor, plantéate que hay algo que rectificar, solucionar y arreglar dentro de ti.

¡De verdad!

Te lo digo con cariño y mi deseo de verte feliz (aunque no te conozca). Si te ves rodeado de este amor amarillento uniéndote a otra persona, dedica un poco de tiempo e interés para hacer que desaparezca.

Si en el pasado ese amor fue rojo pasión, seguro que gracias a él vivisteis gratas y placenteras experiencias.

¡Qué menos que honrarlo como merece y desatar ese lazo con agradecimiento!

Igualmente si durante un tiempo fue un amor iridiscente, precioso, mágico y que te alegró los días con felicidad. Si no se puso todo lo necesario para mantenerlo vivo, hay que aceptar dicha responsabilidad. No creas que en ti no hay rastro de culpa.

En estos casos, ambas partes involucradas son responsables. Hay que saber aceptarlo, y sacar ese lado humano, coherente, racional y respetuoso para tirando cada uno de un lado, deshacer el lazo y desearse felicidad mutua, caminando por senderos paralelos.

Dicen que rectificar es de sabios.

Ya veo que esta entrada se me ha ido un poco de las manos y parece eterna, infinita o interminable pero estoy en la recta final.

Antes de irme, debo darte las gracias por no perder el interés y leerla entera, pero abusando de tu confianza quiero ir un poco más allá y pedirte tu opinión sobre el tema, algún comentario o lo que gustes.

En fin…

¿Seguiremos hablando del amor? ¿Disfrutándolo? ¿Sintiéndolo?

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

¿Te levantaste con el pie izquierdo? ¡Tiene solución!

¿Te levantaste con el pie izquierdo? ¡Tiene solución!

“Levantarse con el pie izquierdo”

Lamentablemente no todos los días uno se levanta con la sonrisa pintada en la cara y con el espíritu entusiasta para enfrentarse al mundo con buen humor.

¿A quién no le ha pasado alguna vez?

Son esos días en los que a uno le persigue un halo de energía extraña que provoca que todo sea más complicado, difícil y negativo.

Uno no consigue dar pie con bola…

Te pongas como te pongas parece que el Universo ha puesto su mirada en ti y te está gastando una broma de mal gusto.

O eso es lo que parece a simple vista.

Normalmente cuando nos toca vivir uno de éstos, nos resignamos y quedamos expectantes a ver como se encadenan las situaciones catastróficas, deseando que las horas avancen a gran velocidad y la noche nos invite a cerrar los ojos y esperar otro día mejor.

Suele pasar que debido a estas situaciones hostiles que llegan, una tras otra y casi sin descanso, el ánimo y la conducta tornen a pesimismo, resignación y un conformismo hacía ese infortunio.

Quizá debamos mandar al cuerno esta resignación.

O mejor…

Negarnos a aceptar esa invitación premium y gratuíta para ser protagonista en una espiral de negatividad ridícula y kafkiana.

Por supuesto que en un Universo, al parecer, infinito y en el que todo se mueve a velocidades supersónicas y las distancias se miden en años luz, nada ‘coherente’ puede hace pensar que tu seas el blanco de una confabulación malvada.

¿Verdad que no?

Ainss si somos un minúsculo y pequeño ser viviente en medio del Planeta Tierra, dentro del brazo de Orión, uno de los brazos espirales de la Vía Láctea, la cuál es una de las Galaxias de Virgo y que pertenece a nuestro Sistema Solar, uno de los 445 sistemas solares descubiertos hasta nuestros días. 

Me da, que tu persona es totalmente invisible a esas fuerzas gravitacionales y por tanto eres capaz de invertir esa energía negativa que te rodea en estos momentos.

Sólo hace falta agudizar el ingenio y encontrar un punto de inflexión para levantar el ánimo y convertir ese día tonto, en uno estupendo y lleno de oportunidades fantásticas para reír y doblegar la adversidad.

¡No lo demos todo por perdido!

¿¿¿Hoy te levantaste con el pie izquierdo???

¡¡¡No seas dramátic@!!!

Puedes remontar el día.

¡Cambia la cara y tu actitud!

Verás que ese toque negativo que está cubriendo el transcurso de las horas se disipa…

5/5 (1)

Por favor, valora esta entrada

DiverXo – Mi opinión de la noche

DiverXo – Mi opinión de la noche

Con esta entrada empiezo el viaje de retorno a los posts en los que comento mis opiniones personales después de haber disfrutado de un buen homenaje gastronómico.

¡¿Qué mejor que hacer el regreso con uno de los más estrellados restaurantes?!

¿Cuál? ¿Cuál?

Normalmente, aprovechamos alguna fecha especial para tener la excusa perfecta que nos empuje a compensar al cuerpo con este tipo de caprichos. En esta ocasión el cumpleaños nº 35 de Abel.

¡Un regalo perfecto y hecho a medida del cumpleañero!

Con este presente tenía el éxito asegurado y encima de rebote, disfrutaba yo del mismo.

¡Jajajajaja!

Soy lista ¿Eh?

Bueno…

Llegó el 3 de marzo y teníamos reserva para las 21.24 horas.

El coche se quedaría descansando en la puerta de casa, porque en este tipo de cenas se suelen degustar alcoholes varios, y eso no es compatible con el volante de nuestro Kia.

21.22 horas y nosotros en la puerta del restaurante deseosos de empezar a desenvolver el regalo 🙂

¡Ainss!

Mira que tengo yo trauma con las puertas giratorias…

¡Jajajajaja!

¿Habré sido político en otra vida?

Es tener que pasar por una, y me da la sensación de que me voy a quedar ahí encerrada, o lo que es peor que cuando vaya a salir la puerta me pille a traición.

Pasados esos segundos extraños entre la puerta y yo, daría inicio esta experiencia gastronómica.

Fuimos recibidos, muy amablemente, por la persona encargada y nos fueron recogidas las chaquetas, para mayor comodidad.

Ya desde el principio uno se da cuenta que DiverXo no es un restaurante cualquiera, sino que es un lugar con personalidad propia. Es más, me aventuraría a decir que es un mundo aparte, un universo paralelo o la entrada a la madriguera del conejo, dependiendo de qué tipo de persona traspase esa puerta giratoria.

La excursión guiada por la cocina, todo un detalle que te hará comprender que ese es un lugar de culto al producto.

Sin duda comprobar que cada tipo de alimento es conservado y manipulado en condiciones absolutamente idóneas, te lleva a intuir que los estándares de calidad en el proceso de elaboración de cada plato son incuestionables. A mi parecer, el nivel de control es extraordinario.

Además de estas conclusiones visuales, en el paseo por la cocina el olfato despertará de su letargo y podrá disfrutar de un catálogo de aromas, todos muy seductores y embriagadores, tanto, que el propio cerebro dará la señal de alerta a todo el aparato digestivo.

Es el momento en el que los sentidos hacen su puesta a punto y arrancan motores, para no perder detalle de lo que sabemos se avecina.

Nos despedimos de la cocina, y entramos fugazmente por el salón hasta llegar a nuestra mesa. Al tomar asiento, nos encienden las velas de un candelabro y….

¡Opps!

¡Vaya!

Unas cortinas negras decoradas con detalles de Alicia en el País de las Maravillas, nos rodean. Y en cuestión de segundos nos habían creado un pequeño rincón de intimidad en medio del restaurante.

¡Qué curioso!

Bueno, de intimidad relativa, ya que el personal de sala está pendiente de preguntar que deseas tomar para empezar con la noche en DiverXo y te explica los dos tipos de menú que puedes degustar.

Un par de cervezas (Alhambra para mí – Mahou maestra para el del cumple) para entrar en modo ‘disfrute’ y….

¡Acción!

¡Empieza el show!

Evidentemente no os voy a desvelar mucho porque cuando alguien reserva una experiencia de este calibre no quiere que le adelanten las sorpresas, sino que prefiere sacar sus propias conclusiones, sin condicionamientos previos.

Os dejaré algunas fotos, con la sanísima intención de daros mucha envidia, y después unas pequeñas pinceladas de mis sensaciones con los platos del menú.

Sinceramente, los platos que te ofrecen en DiverXo no son recetas sin más…

Tampoco son el resultado de grandes sesiones de creatividad gastronómica unidas a horas de trabajo utilizando múltiples elaboraciones y un emplatado elegante o simpático.

Creo que menos aún, es una fusión (en coctelera) de cocinas del mundo que nos descubren productos de los que no conocemos su nombre ni tenemos la menor idea de a dónde ir para poder conseguirlos, llevarlos a nuestra cocina e incorporarlos a nuestras propias recetas.

Después de mucho, pero mucho mucho darle vueltas a la forma de definir los platos de este chef, no se me ocurre otra cosa más concreta (según mi experiencia probándolos) que decir que se trata de criaturas con vida propia que disfrutas en tu paladar.

Esas criaturas vivientes tienen su propio lenguaje (el aroma, los colores, las texturas, el impacto visual, el sabor) con el que intentan comunicar contigo.

Muy importante decir que cada propuesta de Dabiz es un ser complejo, que va desarrollándose y creciendo en el propio paladar. Es como si en tu boca ese ser se desperezara después de haber estado dormido mucho tiempo y estirase sus bracitos, expandiendo ese sabor evolutivo que va definiendo su personalidad.

A la criatura la conoces desde su nacimiento hasta su muerte, después de haber pasado por diferentes etapas: niñez, adolescencia, madurez y un declive final.

Sinceramente mi opinión es que cada plato tiene esos tiempos definidos.

En ningún caso (o por lo menos yo no he tenido el disgusto de sentirlo) la propuesta servida en el plato será plana o difusa, sosa o aburrida. Es tan completa la sensación al probarlo que las neuronas de forma rauda y veloz envían sus señales al cerebro que lo guardan en memoria.

Sinceramente pienso que este chef es tremendamente generoso con sus clientes.

¿Por qué digo esto?

Pues porque creo que lo que comparte con sus comensales es mucho más que un plato de comida, por muy deliciosa que sea.

Con los que tomamos la iniciativa de visitar sus locales, comparte su mundo onírico, parte de su subconsciente que se muestra en la decoración tan personalizada y detallada de cada rincón.

Nada queda a la elección sin sentido, o a la elección siguiendo tendencias de moda.

Todo lleva su impronta, todo sale de la misma raíz.

Crea sus menús, sus cócteles, su vajilla, se inventa sus propios cubiertos.

Creo que sólo le faltan un par de cosas para terminar de ofrecernos una experiencia gastronómica única y absolutamente sellada con su ADN:

  • Producir una música totalmente persolizada, que según su criterio e intuición pueda ser un ingrediente extra que se unifique a la degustación de sus propuestas. Algo único, marca Xo y que pueda convirtiese en una banda sonora a medida del menú.
  • Crear un aroma ambiental propio, exclusivo, que como en el caso anterior fuese otro ingrediente más que cierre el círculo de la experiencia DiverXo.

Sinceramente le veo capaz de hacer algo así…

Crear su pequeño gran mundo, que abarque los 5 sentidos.

Es posible que después de haber leído mi opinión sobre el menú de DiverXo os apetezca conseguirme una de esas camisas de fuerza que usan sus cocineros en StreetXo, pero para ponérmela y llevarme a un psiquiátrico…

Soy consciente de que lo dicho suena raro, pero es mi opinión (humilde y propia -no pretendo que nadie piense igual-) y debo ser fiel a ella.

‘Normas de la Casa’

Para finalizar agradecer a todo el equipo de DiverXo esa gran noche que pasamos Abel y yo, porque nos hicieron disfrutar de una velada muy agradable y especial.

¡Volveremos!

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

Mi primer Liebster Awards

Mi primer Liebster Awards

¡Hola!

Saludos desde este lado del blog.

Esta entrada está motivada por un bonito y agradable gesto brindado por Evangelina en su blog:  Blomolon

En ese bonito y cuidado blog, su redactora comparte multitud de información tremendamente útil. Puedes descargar mensajes, plantillas, calendarios divinos, botones para tu blog, incluso seguir alguno de su cursos o tutoriales.

¡Pásate y verás!

El pasado 22 de febrero recibí esta grata sorpresa a través de un mensaje en Bloguers.net enviado por la propia bloguera en el que me indicaba que en Blomolon había nominado a El Blog de Ángela para un Liebster Awards.

Por supuesto que quedé sorprendida, perpleja y eternamente agradecida.

Es cierto que llevo muy poco tiempo en la comunidad Bloguers.net, y casi no había dado tiempo a sus componentes a conocer mi espacio y mucho menos a mí. Por tanto pensar en merecer tal reconocimiento estaba totalmente fuera de mis pensamientos.

Decir que estoy agradecida y contenta es quedarse muy corta.

Para mí es tremendamente gratificante recibir visitas en mi blog y motivo de entusiasmo cuando estos visitantes dejan un comentario o un me gusta. Eso dice mucho de ellos. Se han tomado la molestia de leer tus pensamientos u opiniones, han pensado sobre ello y además  quieren dejarte un guiño con sus palabras para que veas que esa comunicación que lanzaste al vacío no se ha cerrado totalmente.

Mil gracias a Evangelina, y misma cantidad de agradecimiento a esos turistas on line. 🙂

Llegó el momento de enfrentarme a las 11 preguntas de rigor:

1- ¿Qué te animó a crear un blog?

Voy a ser muy sincera al contestar esto. La razón que tuve para crear mi primer blog (que era privado) era escribir mis pensamientos y dudas existenciales, teorías extrañas o estrambóticas que surgían en mi cabecita loca.

Pasado ese primer impulso y motivado por el cierre del espacio de msn donde tenía alojado mí blog y su exportación a wordpress, mi motivación cambió radicalmente. Mi gran motivo para escribir un blog (y ya público) era dejarme un regalo para cuando yo fuese viejecita y quizá pudiese ser fruto de las redes del Alzheimer. Quería que cuando tuviese mis 90 años pudiese echar la vista atrás con un documento escrito al detalle por mí y en el cual pudiese encontrar una colección de mis pensamientos, de mis viajes, en definitiva de mí misma: experiencias, fotos, cosas que me hacían feliz, cosas que me cambiaron la vida, etc, etc…

Si un día llego a no saber quién soy, puedo leer este blog y lo averiguaré…

2- Tres cosas positivas o experiencias que hayas descubierto gracias a tu blog

La primera cosa positiva, descubrir que escribir una entrada dejando salir al subconsciente, es mucho más efectivo para recuperar el norte que ir al terapeuta durante tres meses seguidos.

La segunda, servir de ayuda a otras personas. Eso es tremendamente positivo, es un regalo divino.

Tercera, encontrar a gente maravillosa que deja mensajes, comentarios y con la que puedes llegar a tener una amistad cibernética.

3-  Si tuvieras que dar un consejo a alguien que empieza, sería…

Déjate llevar, sigue ese impulso que en tu interior te hizo plantearte tener un blog y hazlo realidad.

4- ¿Te has planteado escribir un blog con una temática completamente diferente?

A veces me planteo ampliar el contenido pero no cambiar la temática de raíz. Sino mi objetivo ya no se cumpliría.

5- ¿Planeas los contenidos sobre lo que escribes o te dejas llevar por la inspiración?

Realmente no lo planeo, surge de forma espontánea por algo que sucede un día cualquiera. Luego, esa idea que brota va tomando forma en los días siguientes, hasta terminar siendo una entrada, con la que comunicarme con el resto del mundo o sólo con la intención de sacar algo de mi interior.

6- ¿Hay algún tema en tu blog que sea tu favorito? Dame alguna razón.

Mis temas favoritos son los que denomino EVOLUCIONES, con estas entradas he conseguido superar muchos contratiempos, problemas y mejorar mi autoestima. Para mí han sido muy útiles.

7- ¿Hay alguna red social que te guste especialmente para promocionar tu contenido?

Pues todas las redes sociales me gustan, aunque a veces tienen un lado oscuro.

Si son cosas muy personales, me gusta Facebook porque en ella tengo un círculo pequeño de personas. Si quiero compartir algo muy visual, Instagram y si me interesa colgar cosas del blog, pues Twitter.

8- Viajar, Cocinar, Cantar, Leer o Escribir escoge dos y ¿por qué?

Pues muy claramente:

  • Viajar, porque te lleva a descubrir, aprender, experimentar, sentir, crecer, temer, superar, disfrutar….
  • Escribir, porque te permite comunicar, expresar, compartir, explicar, exponer, transmitir…

9- Un Consejo, Truco ó Tip que trates sobre alguna temática en tu Blog ó sea de tu Interés

Un consejo: “Fidelidad a uno mismo: SIEMPRE”

Aunque primero tengas que conocerte un poco más 🙂

10- ¿Tienes algún proyecto nuevo para tu blog que ya puedas compartir?

Quiero empezar a compartir en el blog mis progresos con los estudios de japonés que realizo. Algo de lo que aún no he comentado nada en el mismo.

11-  Espero que sigas actualizando más tu Blog, ¿Qué más traerás en él?

Como pienso seguir escribiendo durante décadas, seguro que actualizaré el blog pero será a medio o largo plazo ya que la última actualización ha sido a principio del 2017.

Ahora voy a las nominaciones para los Blogs que me gustan y que creo merecen una distinción como ésta:

1.- La Chica del Té

2.- Esperinola

3.- Buscando sitios chulos

4.- Blog de arte y moda / Anallasa

5.- Temas de alto interés

No es por echarme flores pero he decidido muy bien.

Estos cinco nominados son blogs que lo merecen porque tienen un contenido interesante, útil, ameno y entretenido.

¿Qué más se puede pedir?

No lo dudes y entra a disfrutar de ellos.

Muchas felicidades a sus reporteros y aquí podrán ver las reglas de los Liebster Awards

¡Enhorabuena!

Aquí dejo las 11 preguntas que deben responder en su futura entrada:

1.- ¿Cuál fue el motivo inicial de crear tu primer blog?

2.- ¿Por qué te gusta comunicar con el mundo a través de este sistema?

3.- ¿Qué consejo darías a alguien que se está planteando crear un blog?

4.- ¿Qué tipo de contenido tienen los blogs que sigues?

5.- ¿Hay alguna entrada de tu blog de la que te sientes verdaderamente orgullos@?

6.- ¿Tienes algún reto especial de cara al futuro, para tu blog?

7.- Si tuvieses que dejar de ser una persona y tu existencia cambiase a ser del reino animal ¿Qué animal elegirías ser?

8.- Si por alguna razón pudieses elegir un súper-poder como los superhéroes ¿Cuál te gustaría tener?

9.- ¿Puedes compartir tu canción favorita y por qué motivo es tan especial para ti?

10.- Dedica unos cuantos renglones a explicar que te gustaría cambiar de este mundo y cómo debería conseguirse ese cambio.

11.- ¿Tienes prevista cual será tu próxima aportación a tu blog? ¿Alguna idea del contenido?

Si, en algún caso quieres cambiar alguna de las preguntas por otra de tu elección, por mi no hay problema, cualquier cosa que quieras compartir es adecuada y perfecta.

Muchas gracias 🙂

 

 

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada

¿Te graduaste en AMOR?

¿Te graduaste en AMOR?

El amor es un tema recurrente tanto en fechas cercanas a la celebración de San Valentín, como en cualquier otro momento.

¿Por qué?

¡Fácil respuesta!

El amor queramos o no es la gasolina de nuestro alma.

Salvo para las personas desalmadas el amor es una necesidad, y dependiendo de la calidad de amor que tengamos en nuestra vida, así será esta de maravillosa.

Espero que nadie confunda “amor” con vida en pareja o con relaciones íntimas entre humanos porque no es necesariamente lo mismo.

Aunque peque de cursi, ñoña o de chica fresa de este mundo os compartiré mi opinión al respecto de este gran y profundo tema: EL AMOR.

Opino, pienso, creo, siento, percibo, entiendo que el amor está dentro de cada uno de nosotros. A mi modo de ver es uno de los compuestos físicos, químicos, o del tipo que sea… que conforman o dan forma al alma.

El amor es un compuesto muy complejo de entender y complicado de manejar. Y por ese motivo surgen problemas.

Las personas no tenemos ninguna formación en este sentido, cada cual lo gestiona como buenamente puede, a veces alejándose mucho de las maneras recomendables, coherentes o eficaces y desencadenando situaciones que pueden llevar al catastrofismo como grado máximo.

Sinceramente para mí el amor es como nitroglicerina, si no la manejas con cuidado, con consciencia y coherencia puede explotarte y romperte el corazón en mil pedazos.

El amor es la comunicación entre dos elementos, es ese lazo de unión, ese hilo que va de un extremo a otro y que recrea o produce emociones. El movimiento de esa comunicación puede ser de ida y vuelta o no, y la calidad de la comunicación puede ser totalmente diferente entre ambos sentidos.

El amor se le puede tener a uno mismo, a otra persona, a una mascota, animal u objeto, incluso también a lo que podríamos denominar como ‘concepto’: el universo, la naturaleza, la humanidad, la vida, el arte, las matemáticas, etc…

Es muy versátil y a la vez inestable, porque el amor no es algo eterno ni infinito (aunque pudiese llegar a serlo).

El amor es como una carretera típica de dos carriles, en el que cada uno tiene un sentido de dirección. Esta carretera aparece espontáneamente cuando desde uno de los extremos brota una señal inicialmente involuntaria que pone en alerta al cuerpo que la interioriza. Desde ese momento la carretera empieza a funcionar… y se abren múltiples posibilidades al respecto.

¿Os resulta gracioso el símil de la carretera?

Pues yo creo que es bastante acertado.

¿Os acordáis lo difícil que fue aprender a conducir, aprobar el examen y posteriormente incorporarse a la circulación? Y eso que uno iba a la autoescuela, hacía test, recibía clases prácticas, vamos que invertía tiempo, interés y dinero en ello.

En el tema del amor, vamos a la ligera, sin profesor, sin clases particulares, sin test ni nada que se le parezca. En el tema más complejo de nuestras vidas aprendemos sobre la marcha, mirando a un lado y a otro, viendo como lo hacen los demás, el ejemplo de nuestros padres y poco más.

¡Así nos va!

Difícilmente sabemos manejarlo.

Aparece en nuestro interior: ¡Pop!

Y a la aventura…

Cuando el amor surge hacia un objeto o un concepto todo es más sencillo porque la carretera obviamente sólo funciona en un sentido. El amor se mueve en la dirección de ti hacia ese objeto/concepto (móvil, vestido, casa, el cine, la naturaleza) y no se espera reciprocidad.

En el caso del amor hacía una mascota, no suelen darse demasiadas complicaciones porque los animales son generosos y mantienen la circulación en el sentido de la carretera de ellos hacia su dueño muy bien equilibrada. Las mascotas parece que vienen con la configuración del amor bien instalada 🙂

Todo se dificulta y convierte en un horror cuando el amor es hacía otro ser humano.

En este momento ese ¡Pop! puede llegar a ser algo parecido a montarse en un toro mecánico cuyos mandos los maneja un chimpancé.

Está claro que las primeras experiencias con el amor sirven para ir entendiendo su funcionamiento, sus características y qué efectos tiene sobre uno mismo. Es como un experimento a tiempo real y utilizándote a ti mismo de cobaya. Bueno…y a esa otra persona de ‘cobaya 2’.

Como cobaya 2 tenemos a padres, hermanos, familiares, amigos y parejas…y como cobaya 1 a nosotros mismos.

Desde cualquier tipo de investigación se desaconseja utilizarse a uno mismo para experimentar, pero en esto del amor no queda otra opción.

Así pasa que cuando el amor hace ¡pop! ya no hay ¡stop!

Y pueden empezar a surgir sus efectos secundarios: dependencia, inseguridad, dudas, celos, desconfianza…

Efectivamente todo es fruto de la inexperiencia y de la combinación de los defectos de personalidad de las dos personas que se unen por ese sentimiento, y que como poco provoca enfados, disgustos, lágrimas, decepciones y lo que comúnmente se denomina desamor.

¡Qué lástima!

De algo tan hermoso brotan llantos y tristezas.

¿Se puede evitar?

¡Solo hay que querer aprender a manejar la nitroglicerina con mucha paciencia, constancia, interés y dedicación!

Los componentes de la nitro son dos: tú y la persona a la que te une ese amor.

Con respecto al primero de dichos componentes ‘Tú’ hay algo fundamental e importante, y es que el amor hacía uno mismo sea sano, libre de ingredientes tóxicos como traumas, complejos y bloqueos. Si eres capaz de quererte puedes ser capaz de amar a alguien más. En caso contrario la tragedia está servida. Puntualizar y subrayar que quererse a un mismo no significa idolatrarse como a un Dios, debemos ser conscientes de nuestras imperfecciones, de nuestros defectos y que tenemos margen de mejora y una interesante capacidad de adaptación que podemos usar si es necesario.

El segundo componente “la persona a la que nos une un amor” (fraternal, amistoso, de pareja). Fundamental que esa persona también se quiera de forma sana a sí misma, y que no dependa de ti que su autoestima esté en niveles óptimos.

La combinación tu/esa persona debe tener como puntales que la sostengan EL RESPETO y como cemento que la afiance LA LIBERTAD. Con ambos elementos evitaremos esos virus que pueden entrar en la relación y hacerla tambalear: dependencia, desconfianza, celos e incluso violencia.

El respeto es creo yo, la joya de la corona en cuanto al amor se refiere, es la llave mágica que abre todas las puertas y que nos permite actuar con dignidad plena. El respeto bilateral, el respeto en ambas direcciones hacía esa persona y hacía ti. Eso sería suficiente para evitar grandes problemas.

La libertad, ese derecho tan preciado que nos da permiso para decidir hacia donde dirigimos nuestros pasos, hacía donde mira nuestro corazón y a quien pertenecen nuestros abrazos más sinceros. Una libertad que sin presión ninguna se acomoda al lado de alguien que la mima.

Así es como yo lo veo…

Con esto no pretendo dar lección ninguna, sólo compartir mis conclusiones después de unos cuarenta y tantos años intentando entender el amor. Por si le pueden servir a alguien más…

Reconozco que ‘como a todos’ el amor nitroglicerinado me ha explotado en los morros más de una vez, y me ha dejado magullada, dolorida y en estado de shock pero…

Me he levantado y después de un tiempo de convalecencia, he intentado aprender de las situaciones vividas como si de un manual se tratase.

He analizado mis errores, mis fallos, mis comportamientos incongruentes, mis actitudes desconsideradas, mis movimientos incoherentes y he decidido graduarme en amor con buenas notas.

No va a ser fácil, serán horas de aprendizaje pero de momento todo va mereciendo la pena.

En mi presente parece que el toro mecánico no lo maneja un chimpancé loco y me mantengo girando a un ritmo adecuado y disfrutando de la atracción.

Me despido de esta entrada con una pequeña propuesta: Amar, amar rico, amar bonito, amar con respeto, amar con libertad, amar con sonrisas, amar con ilusiones, amar con empatía, amar con dignidad, amar con conciencia, amar sin exigencias, amar sin condiciones, amar sin prepotencia, amar sin dudas, amar sin desconfianza, amar…..todos los días.

 

Sin Valorar

Por favor, valora esta entrada